Al igual que Sánchez Zumaya, coincidió en la sociedad con el hermano del exdirector de Pensiones detenido.

Jesús Conde Solís, hijo de Jesús Conde Mejía, exsecretario de Finanzas de Fernando Toranzo Fernández, también fue socio de Trapeza Market Argentarii, la polémica empresa señalada de haber participado en el fraude de la Dirección de Pensiones de San Luis Potosí.

El 14 de noviembre de 2022, Jesús Conde Solís compró el 25 por ciento de las acciones de Trapeza a María del Rocío Quiroz Castilla, y se convirtió en socio junto a Manuel N., detenido el pasado 29 de enero, hermano de Oziel Yudiche Lara, exdirector de Pensiones.

El mismo día, Manuel compró el 75 por ciento de la empresa a Andrés Sánchez Velasco, de acuerdo con actas disponibles en el Registro Público de Comercio.

Posteriormente, en marzo de 2023, tras cinco meses de ser socio, fue Conde Solís quien vendió sus acciones a Gerardo Sánchez Zumaya, el empresario petrolero originario de Tanquián de Escobedo que ha acusado al gobernador Ricardo Gallardo Cardona de persecución, según consta en el acta 20230009489301V3 de la asamblea.

Tanto Jesús Conde Solís como Gerardo Sánchez coincidieron en la sociedad con Manuel N., detenido junto a otras seis personas por el presunto fraude de al menos 200 millones de pesos.

En un video, el empresario huasteco aceptó que adquirió parte de la empresa, pero aseguró que no hizo nada con ella: “Me quieren ensuciar en el tema de la Sofom, a mí, porque compré después de todos los desmadres que tenían en Pensiones, la compré, pero la regresé la sociedad esa sin ninguna operación hecha”, comentó.

Vínculos con extesorero de Pensiones

Conde Solís aparece como dueño de al menos seis empresas y en tres de ellas, que no superan los cuatro años de creación, su socio es Ricardo N., extesorero de la Dirección de Pensiones detenido, que además era director general de la Unión de Crédito de la Industria de la Construcción de San Luis Potosí a la que se le transfirieron 272.6 millones de pesos de Pensiones.

De acuerdo con actas del Registro Público de Comercio, una de las empresas es Industrias Químicas Cklean, S.A. de C.V., constituida el 14 de septiembre de 2020, cuyo objeto es la “fabricación, comercialización, importación, exportación, representación y distribución de productos para el cuidado personal, embellecimiento físico y productos de limpieza para la Industria”.

Otra es Agroindustrias Rych, S.A. de C.V., constituida el 19 de agosto de 2021, para la “producción y desarrollo de las industrias agropecuaria, silvícola y ganadera”, según dice su objeto social. En esta empresa, además de los dos individuos, figura también como socia Ana Lilia N., una de las detenidas el pasado lunes junto a Ricardo.

Del mismo modo, Conde Solís y Ricardo N. constituyeron Urbanizadora Campo Bravo, S.A. de C.V. el 9 de marzo de 2021, presuntamente para “la realización de proyectos y construcción de toda clase de obras de ingeniería, así como estudios, diseño, remodelación, calculo, planeación y construcción de obra civil…”.

En las tres empresas se encuentran embargadas las acciones de Conde Solís por parte de Oto Diseño y Construcción S.A. de C.V., de acuerdo con una anotación de embargo con fecha del 30 de octubre de 2023.

La última vez que Conde Solís creó una empresa fue el 16 de mayo de 2023 y lleva por nombre Code 73, S.A. de C.V., supuestamente dedicada a la fabricación de muebles para el hogar y oficina.

Jesús Conde Mejía, el exsecretario señalado

Jesús Conde Mejía, padre de Conde Solís, fue denunciado en 2016 junto al exgobernador Fernando Toranzo Fernández; el exdirector de Pensiones, Oziel Yudiche Lara; y la lideresa del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de Gobierno del Estado, Bernardina Lara Argüelles, por los delitos de robo calificado, fraude, delitos contra la administración pública cometidos por servidores públicos, ejercicio indebido de las funciones públicas, tráfico de influencias, peculado, enriquecimiento ilícito y asociación delictuosa, en el presunto desvío de 1.3 millones de dólares de la Dirección de Pensiones.

La denuncia, presentada ante la entonces Procuraduría General de Justicia por Francisca Reséndiz Lara, lideresa del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras del Gobierno del Estado (SITTGE), fue desechada dos años después.

Otro caso que involucró al exgobernador mientras Conde Mejía era secretario de Finanzas, fue el exhibido por Proceso, en el que señala que el exdirector de Pensiones, Oziel Yudiche, fundó una empresa fachada en Miami, operada por personas identificadas como lavadores del Cártel de Sinaloa, a quienes un año antes “les entregó los fondos de los trabajadores del estado, de los maestros y del Fondo Contingente”.

En 2018 Jesús Conde fue nombrado contralor interno del Congreso del Estado, hecho que causó indignación entre la sociedad civil. Organizaciones como Ciudadanos Observando se opusieron a su nombramiento por su historial como secretario de Finanzas de Toranzo. A los pocos días renunció al cargo debido a la presión social que se ejerció en su momento.

Compartir