Las organizaciones Cambio por San Luis y Fe y Esperanza para Víctimas del Delito se pronunciaron en contra de la intromisión del Gobierno del Estado.

Integrantes de las organizaciones ciudadanas Cambio por San Luis y Fe y Esperanza para Víctimas del Delito se pronunciaron en contra de la intromisión del Gobierno del Estado en el proceso de selección para elegir a la nueva presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por lo que anunciaron que impugnarán el mismo, por violar los derechos humanos de la ciudadanía.

Esto luego de que ayer durante la votación del pleno para elegir a la nueva titular, la cual se pospuso para el próximo lunes, se evidenció el favoritismo hacia una de las aspirantes que estaría ligada al PRI, “vamos a ejercerlo quede quien quede, ya sabemos que la elección está totalmente viciada y vamos a impugnar la inconstitucionalidad y la violación a los derechos humanos”, mencionaron.

Explicaron que entregaron un oficio al Congreso del Estado para exigir que se cumplieran con los protocolos sanitarios durante la etapa de entrevistas de las nueve aspirantes y donde se les pidió a los legisladores “que no votaran por una candidata a modo como lo están haciendo en este momento, que actuarán de manera imparcial, se les señaló que la CEDH es un órgano autónomo, por lo tanto tendría que haber un perfil meramente ciudadano y las tres que quedaron como finalistas son afines a algún partido o gobierno”.

Insistieron que no permitirán que Gobierno del Estado imponga a la nueva titular de CEDH como ya lo hicieron en las candidaturas a la gubernatura.

Asimismo lamentaron que pese a que existía un dictamen final elaborado por la comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género del Congreso del Estado, no se haya logrado un consenso entre los legisladores y no se pudo elegir de entre las nueve aspirantes al perfil idóneo, al puntualizar que solo se observaba una disputada de poderes entre las diferentes fracciones parlamentarias.

“Estaban en una lucha de poderes, de que yo quiero a mi candidata (…) para eso se les está pagando, para que ya se sienten, elijan y de verdad hagan las cosas como los ciudadanos lo necesitamos (…) el proceso se volvió un espectáculo circense”.

 

Compartir