Un edificio abandonado en el centro Sao Paulo, habitado por ocupantes ilegales, se incendió y colapsó el martes arrojando escombros en llamas a edificios colindantes y calles próximas.

Al menos una persona falleció en el derrumbe, aunque podría haber más víctimas, según los bomberos de la ciudad.

La antigua sede de la policía federal comenzó a arder alrededor de las 01:30 horas de la madrugada.

Los bomberos establecieron un perímetro de seguridad y trabajaron en la evacuación de los residentes.

Unas horas más tarde, las llamas envolvieron la construcción de al menos 20 plantas, que se vino abajo.

La televisora Globo TV, que estaba cubriendo el fuego, captó el momento.

Las imágenes muestran cómo las plantas del inmueble caían unas sobre otras como piezas de dominó y los escombros salían volando en todas las direcciones.

Según Rómulo de Souza, de 49 años y que se identificó como ocupante ilegal del edificio de al lado, cuando comenzaron las llamas en la cuarta planta de la antigua sede policial, las familias comenzaron a evacuarlo.

Afortunadamente la mayoría salió”, dijo, añadiendo que los residentes creían que las llamas comenzaron por un escape de gas.

El teniente del cuerpo de bomberos Andre Elias dijo a Globo TV que al menos una persona falleció en el derrumbe. Las autoridades intentaban localizar a varios desaparecidos.

La limpieza de los escombros y el conteo de las personas que estaban en el edificio podrían demorarse días.

Tres horas después del colapso, los escombros seguían humeantes.

Compartir