La vendedora encaró al edil para pedirle una solución ante los desalojos y le reiteró que están abiertos a cambios pues incluso estaban dispuestos a uniformarse
Compartir