Luego de 12 años «de burlarse de las autoridades», los constructores del fraccionamiento La Vista deben ser sancionados por explotar agua, usarla y desecharla gratis y no pagar sus deudas y alcanzar acuerdos para la aportación de su cartera al Interapas, organismo público que debe tener los pantalones para pedir al Cabildo sanciones a los empresarios por el incumplimiento, demandó el presidente de la organización civil Ciudadanos Observando, José Guadalupe González Covarrubias.
 
El activista señaló en entrevista que el 20 de septiembre de 2011, el entonces director del Interapas, José Francisco Muñiz Pereyra, promovió ante el Cabildo capitalino un proyecto para aplicar sanciones al fraccionamiento por incumplimiento a la regularización de sus tomas domiciliarias y descargas de drenaje, pero los regidores, síndicos y alcaldesa de entonces, Victoria Labastida Aguirre, nunca promovieron el proceso sancionador.
 
Explicó que «lo relevante es que el Interapas tenga los pantalones para meter en cintura al fraccionamiento La Vista, porque lo importante es obligar a los constructores a regularizarse y no cargar las culpas a la ciudadanía».
 
González Covarrubias indicó que solicitó al director actual del Interapas Ricardo Fermín Purata Espinoza que nuevamente promueva un proceso sancionador a la empresa desarrolladora para que cumpla con los términos de sus propias promesas de regularizarse mientras solicita otros permisos para construcción en el mencionado fraccionamiento.
 
Compartir