Integrantes del Frente Amplio Opositor y de la Coordinación Nacional Plan de Ayala acudieron a las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en la Ciudad de México para exponer el conflicto entre desarrolladores inmobiliarios y comuneros de San Juan de Guadalupe y otras zonas de la capital del estado.

Los manifestantes colocaron fotografías del empresario potosino Carlos López Medina en el monumento a la revolución y exigieron también que se integre la declaratoria formal e integral de protección a la Sierra de San Miguelito.

También exigieron a la Sedatu que emita una opinión formal en contra del contrato de asociación entre comuneros y El Chato López, mismo que fue firmado el pasado 21 de julio tras la celebración de una asamblea comunal que, alegan, fue irregular.

Los opositores a dicho proyecto exigen “desenmascarar a Xavier Nava por intentar usar a la Sedatu en su proyecto de actualización del Plan del Centro Estratégico de Población de la ciudad de San Luis Potosí para favorecer a Espacios en el Horizonte y su fraude inmobiliario”.

También pidieron la “revisión y acción contra la elaboración de Planes De desarrollo Urbano regresivos en San Luis Potosí, Mexquitic, Cerro de San Pedro y Villa de Reyes, así como la regularización inmediata de tenencia de la tierra en comunidades de Mexquitic y comunidades conurbadas de San Luis Potosí”.

Exigen también la nulidad “de escrituras y títulos apócrifos en detrimento de comunidades de Guadalupe Victoria y su Anexo la Cruz y Suspiro Picacho”, así como “acciones inmediatas para proteger al Ejido Rodrigo contra acoso inmobiliario, despojo de aguas y tierras”.

Finalmente, los comuneros, representados por el activista Carlos Covarrubias Rendón, exigieron una auditoria a la Presa de El Realito, un proyecto que, aseguran, ha sido utilizado para favorecer a los desarrolladores inmobiliarios que buscan apropiarse de terrenos comunales.

Compartir