El aspirante a la Alcaldía de San Luis Potosí, Leonel Serrato Sánchez por el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), en el inicio de su campaña sustentó su discurso ante un minúsculo público en ataques contra el Presidente Municipal con licencia, Ricardo Gallardo Juárez, sin sustento ni fundamentación alguna.

En la misma línea del candidato por la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador por MORENA, reafirmó que gracias a su supuesta intachable carrera tanto en el plano político como en función pública, habrá de sacar adelante a la ciudad de San Luis Potosí, “con tal sólo su decencia”, a lo que el mínimo público respondió con sólo unos cuántos aplausos.

En el jardín de San Sebastián, el candidato a la alcaldía capitalina por la Coalición “Juntos Haremos Historia”, que integran también los partidos del Trabajo y Encuentro Social, dijo que se dedicará a abatir la violencia pero sin plantear una estrategia concreta.

Y retomó el desgastado discurso del AMLO, en cuanto a la corrupción al referirse que se barrerá como “las escaleras de arriba hacia abajo para erradicarla”, ante la poca asistencia.
Por último, dejó hasta el final como prioridad en su proyecto de gobierno, el mejoramiento de servicios básicos y añadió que impulsará un gobierno electrónico como en su momento lo planteó sin éxito el ex alcalde Mario García Valdez.

Compartir