Una refinería de Exxon Mobil en Texas registró ayer una explosión e incendio que provocaron lesiones menores a 37 personas, el más reciente de una serie de incidentes en la industria petroquímica de la zona de Houston.

El incendio comenzó después de la explosión ocurrida alrededor de las 11:07 de la mañana en la planta de Exxon Mobil en Baytown, a unos 40 kilómetros (25 millas) al este de Houston. La instalación procesa hidrocarburos ligeros como propano y polipropileno, materiales para la fabricación de plásticos y productos industriales.

Jason Duncan, gerente de la planta, dijo que muchos de los lesionados sufrieron quemaduras menores y todos fueron atendidos en una clínica local. Exxon Mobil había dicho antes en un comunicado que seis personas resultaron heridas. No había desaparecidos entre los empleados de la planta, según directivos.

Después de la explosión, el fuego arrojó grandes columnas de humo negro. Por la tarde, el humo había disminuido. Duncan dijo que el incendio estaba aislado y contenido, pero no extinguido.

“Nuestra principal prioridad es proteger a la gente de la comunidad y a la que trabaja para nosotros”, declaró Duncan.

Poco después del incendio, la ciudad de Baytown abrió un albergue para las personas que viven al oeste de la planta. La medida tuvo vigencia de tres horas hasta que la cancelaron en la tarde.

Las causas de la explosión e incendio continuaban siendo investigadas, dijo Duncan.

Exxon Mobil, así como funcionarios de Baytown y el condado Harris revisaron la calidad del aire en la planta y los alrededores sin que encontraran anomalías con consecuencias para la salud.

Compartir