Erez Akrishevsky, israelí considerado prófugo de la justicia en su país y quien tendría nexos con Benjamín Sutchi, uno de los hombres asesinados el miércoles en un restaurante de Plaza Artz, en la Ciudad de México, había sido detenido a principios de esta semana en Cancún, de acuerdo con medios de ese país.

De acuerdo con información del portal de noticias Ynet news, la detención de Akrishevsky se llevó a cabo en un operativo conjunto entre autoridades de México e Israel. El hombre portaba documentos falsos, pero dio su verdadera identidad tras su detención.

Akrishevsky es acusado en Israel de un doble intento de homicidio en 1998, por el cual fue buscado y detenido cuando intentaba salir del país con un pasaporte estadounidense. Fue condenado a 18 años

. En 2001 aprovechó un periodo de prisión domiciliaria para darse a la fuga. Se presume que estuvo en Sudáfrica, Sudamérica y nalmente llegó a México. Fue reaprehendido en 2004 en Argentina y puesto de nuevo en prisión domiciliaria durante proceso de extradición.

Volvió a huir, según cita el portal Enlace Judío. Precisa que Akrishevsky fue expulsado de México con destino a Ámsterdam, en los Países Bajos, desde donde fue trasladado a Israel, custodiado por la Policía Central de Tel Aviv, reportó el sitio digital.

Cuestionada al respecto, la Fiscalía del Estado de Quintana Roo señaló que ellos no detuvieron a nadie de nacionalidad israelí y remitieron a la Fiscalía General de la República, que no dio información al respecto.

Medios de la comunidad judía en México indican que en 2001, cuando Akrishevsky se fugó por primera vez, lo hizo acompañado por Benjamín Sutchi, quien también cumplía una pena de prisión por asesinato.

Compartir