Costa Rica aguardaba ayer la deportación desde Nicaragua de un iraquí y de dos egipcios que presuntamente están ligados al grupo terrorista del Estado Islámico (EI) y que ingresaron a este país el pasado 9 de junio en un viaje por tierra para llegar a México y pasar a Estados Unidos, informaron fuentes oficiales ayer en San José.

El Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica informó que los tres presuntos terroristas están en Nicaragua y que el gobierno nicaragüense los trasladará a suelo costarricense, porque impedirá su estadía a ese país y los devolverá a la nación de procedencia.

Sin dar otros detalles ni identificarlos, el costarricense Steven Madden, director de la Policía de Migración de Costa Rica, relató en un video distribuido ayer por Seguridad Pública que los tres serán “rechazados” a este país. No hubo información precisa acerca de las medidas que podría adoptar el gobierno costarricense sobre el futuro inmediato de los tres hombres.

La noticia del caso trascendió inicialmente ayer en México, cuando medios aseguraron que la Policía Federal mexicana fue advertida por el Departamento de Seguridad Interior de EU sobre la localización de los tres supuestos terroristas en Costa Rica y Panamá y su probable paso por suelo mexicano.

Compartir