Tanto el abogado Carlos Covarrubias Rendón como miembros de la comunidad San Juan de Guadalupe, han denunciado que el proyecto entregado hace tres semanas al presidente Andrés Manuel López Obrador para la protección de la sierra de San Miguelito está sesgado, pues no abarca todo su territorio. Los comuneros van más allá, hablan de que los desarrolladores inmobiliarios quieren apropiarse de la Cañada del Lobo para crear un exclusivo centro de diversiones

 

Hace unos días, el también activista y defensor de la sierra, Covarrubias Rendón entregó un documento con 18 mil firmas al secretario general del ayuntamiento de San Luis Potosí, Sebastián Pérez García, en el que piden no seguir adelante con el cambio de uso de suelo en la sierra de San Miguelito.

 

En entrevista en la Unidad Administrativa Municipal (UAM), explicó que mediante el Centro de Población Estratégico de San Luis Potosí, el ayuntamiento pretende avanzar con la adecuación de dos mil 69 hectáreas para entregárselas al proyecto Reserva de Carlos López Medina. El abogado consideró que si el ayuntamiento va a discutir y debatir el tema, debe hacerlo abiertamente a la participación ciudadana mediante un plebiscito.

 

El documento entregado por Covarrubias Rendón está firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ante lo que denunció que en la visita de hace tres semana le fue entregado al mandatario un proyecto para la sierra de San Miguelito, sin embargo, “está sesgado puesto que no integran las tierras que le quieren robar a los comuneros de San Juan de Guadalupe, así como áreas de Suspiro Picacho, Ejido Rodrigo, Ejido Guadalupe Victoria y su anexo a La Cruz de Guadalupe”.

 

Por eso consideró que tanto el ayuntamiento de la Capital como el Ejecutivo del Estado están proponiendo una declaratoria “a la medida de los desarrolladores”, pues en él proyecto solicitan y promueven una avenida que está financiando e impulsando Carlos López Medina: “es la famosa avenida Paseos de las Esculturas, que ellos mismo lo hicieron público y que es un proyecto que atraviesa la sierra de San Miguelito”.

 

Por otra parte, Covarrubias Rendón dejó en claro que el proyecto inmobiliario lo apoyan el alcalde de la Capital, Xavier Nava Palacios, el gobernador Juan Manuel Carreras López y los desarrolladores, mientras que las comunidades y la sociedad civil luchan por la protección de la sierra.

 

CAÑADA DEL LOBO TAMBIÉN EN RIESGO

Una denuncia aparte pero que complementa la queja de Covarrubias Rendón la hicieron comuneros de San Juan de Guadalupe en el grupo de Facebook “Comunidad de San Juan de Guadalupe en Resistencia”, donde expresan de manera textual que “la Cañada de Lobo pretende ser convertida en un parque de diversión privado”.

 

En la publicación cuestionan a los ciudadanos si están de acuerdo en que la inmobiliaria Reserva sea la nueva dueña de dicha zona, y afirman no estar hablando sin elementos, pues la Cañada “es parte de las dos mil 69 hectáreas que piden los desarrolladores inmobiliarios para constituir la inmobiliaria Reserva”.

 

Dan cuenta del potencial turístico del área, por lo cual es codiciada ante el descuidado por parte de comisariados comunales corruptos, y dadas las bellezas naturales del parque, sería la cereza del pastel inmobiliario.

 

“El área de dicho paraje fue excluida del área de estudio respecto a las 63 mil hectáreas del decreto de área natural protegida publicado por el gobernador Carreras el año pasado, que además fue aprobado parcialmente en 12 mil hectáreas”, advierten.

Compartir