Sin quedar clara la raíz de la confrontación, una sobrina del gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López, de nombre Elizabeth Garza Sigler Carreras, denunció penalmente a su madre, Rocío Carreras, por los delitos de secuestro y robo, lo cual ha generado una guerra en redes sociales entre las implicadas.

En su perfil de Facebook (https://www.facebook.com/elizabethgsc), Elizabeth escribió: “Amigos queridos muchos se han de preguntar porque hago de esto tan personal algo público, pero no tengo otra opción.. mi vida corre peligro. Alerten a todos sus conocidos de esta terrible secta de la cienciología. Mi propia madre y hermanas fueron capaces de despojarme de mi casa y robarme a causa de que piensan que son todo poderosas pertenecientes a este grupo de cienciólogos. Esto no es Dios y nunca lo será”.

En otra publicación, explica que el 6 de mayo su mamá y sus hermanas Rocio y Marisol, violaron la seguridad de su condominio y acompañadas de otras personas se la llevaron de su departamento: «estuve cinco días internada en el Hospital Español, ya que con el ánimo de defenderme acabe con mis dos pies rotos, al quinto día logré escapar con mi pie izquierdo roto del peroné y el derecho con una astilla de cinco centímetros encajada en el hueso, que hasta este lunes logré antender ya que estuve tres semanas sin poder apoyar mi pie izquierdo».

Elizabeth presentó una denuncia el 23 de mayo de 2019, ante la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Centrales de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, por secuestro y robo en contra de su madre y sus hermanas, quienes supuestamente le robaron joyas, entre ellas su anillo de compromiso (un Cartier de medio millón de pesos según consta en la factura publicada por la afectada), el día que la privaron de su libertad.

Acusa a su mamá, sus dos hermanas y Paulina Lefaure, una vecina que el día 6 de mayo permitió la entrada a su condominio en Club Residencial Bosques a las personas que la golpearon y le robaron ropa, zapatos y dos anillos, el Cartier y otro que fue herencia de su abuela.

Elizabeth fue hospitalizada y en su perfil de Facebook mostró el resultado de una tomografía de cráneo que concluye que no existe evidencia de alteraciones en el momento del estudio; sin embargo, mostró también una carta expedida por el Hospital Español, donde fue tratada, y que dice:

“Se redacta el siguiente documento debido a que por las características clínicas de la paciente Elizabeth Garza Sigler es necesario activar el protocolo de riesgo suicida, el cual consiste en sellado de ventanas, acatamiento de indicaciones médicas y vigilancia de 24 horas. EN caso de que el familiar no pueda comprometerse con la vigilancia de 24 horas. Éste solicitará el servicio de cuidadores en el área en la que se encuentra la paciente. De lo contrario, se exime de toda responsabilidad al Hospital Español de México y su personal, en caso de presentarse complicaciones derivadas del incumplimiento de estas condiciones”.

En la publicación de dicho mensaje en Facebook, Elizabeth recibió comentarios de apoyo por parte de amigos y conocidos, quienes dudaron de la autenticidad de la carta e incluso le recomendaron denunciar al hospital. Otros contactos cuestionaron por qué el nosocomio se habría prestado a emitir ese diagnóstico.

“BORRACHA, DROGADICTA, ESQUIZOFRÉNICA”

En las publicaciones de Elizabeth también se encuentran capturas de pantalla de algunas charlas que sostiene con su madre, Rocío Carreras, en las que discuten sobre los hechos del 6 de mayo. Presumiblemente, por lo que se escriben, las conversaciones se habrían dado después de la presentación de la denuncia.

Comienza Rocío diciendo: “Eso crees. Declaras falsedades. Esta tus falsos (sic), contra testigos de la misma fiscalia (sic) (…) Preparate (sic) (…) Borracha drogadicta (…) Acabarás en un psiquiátrico del Gobierno por subir al Facebook tus locuras. Y declaras falsos. ¿estas drogada otra vez?”.

A lo que Elizabeth responde: “yo nunca me he drogado, he sido siempre muy trabajadora y honesta (…) Lo que subo no son falsos es la VERDAD (…) Y lo voy a publicar no en fb (Facebook). En el periódico”.

“El alcohol y el Dolac son drogas (…) SI SON FALSOS. TE DECLARARON ESQUIZOFRENIA (sic)”, responde Rocío a su hija.

En otro mensaje Rocío Carreras, insiste: “ El alcohol, que es droga, combinada coin Dolac, te pusieron loquita. Los efectos secundarios combinados, te pusieron loquita y con movimientos del cuerpo involuntarios (…) Por eso tienes la pierna fracturada y deliras (…) Botella completa de champán te bebes, vinos tintos y demás alcoholes. Droga muy finolis, PERO DROGA, IGUAL QUE EL DOLAC (sic) (…) Pregúntale a tu prometido por el anillo. Fue el que durmió allí y dijo empacó tus cosas. Tus empleados”.

Compartir