El protocolo contra la violencia política contra la mujer será un antecedente para poder formalizar como un delito en San Luis Potosí, sostuvo Dulcelina Sánchez de Lira quien confió que con esta herramienta se puedan disminuir los casos de vulnerabilidad contra las mujeres a su derecho de votar y ser votadas.

 

Consideró que se debe trabajar en el marco jurídico para poder formalizar la violencia política como delito, aunque existen instituciones que pueden atender este tipo de casos y canalizarlos a las autoridades correspondientes.

 

«Es importante que en la actualidad se cuente con mecanismos como éste, cuyo propósito es prevenir la violencia política contra las mujeres. Es muy importante que haya esquemas como este protocolo, también el hecho de que está organizado el observatorio de violencia política contra las mujeres aquí en el estado».

 

Este lunes el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (CEEPAC) activó el protocolo para atender la violencia política hacia las mujeres, con lo que Sánchez de Lira calificó este hecho como un gran paso que ayudará a prevenir y erradicar este tipo de violencia hacia las mujeres.

Compartir