Este martes algunos vecinos de distintas colonias de Soledad de Graciano Sánchez se manifestaron en las oficinas del organismo operador del agua potable Iterapas, debido a que ya llevan varios meses sin el vital líquido.

Denunciaron que las pocas pipas que mandan no son suficientes para abastecer a todas las casas, además, de que pasan cuando se les da la gana, lo que imposibilita para algunos vecinos que trabajan, estar al pendiente de lo que calificaron como deficiente servicio.

Además, fue visible la llegada de la delegada de dicho organismo, Natalia Castillo Vera a las instalaciones de forma intransigente al tomar una de las pancartas de forma agresiva, a pesar de que es una funcionaria pública.

Los vecinos inconformes señalaron que a pesar de que han pagado de forma regular el servicio, no les llega gota alguna, por lo que se dijeron desesperados.

Agregaron que de no solucionarse el problema, tomarán algunas cualidades hasta que las autoridades del Interapas solucionen dicha situación.

 

Compartir