El sector restaurantero de San Luis Potosí pidió a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) mejorar los protocolos de seguridad y brindar capacitación al personal para saber cómo actuar en caso de emergencias, tras los asaltos ocurridos el viernes pasado en dos restaurantes se la capital.

Juan Carlos Banda Calderón, presidente de Canirac en San Luis Potosí, señaló que hace falta capacitación para que el personal sepa la forma de proceder ante este tipo de situaciones sin arriesgar su integridad y la de los comensales, pero sobre todo que se actúe de manera preventiva por parte de las autoridades, por lo que luego de una reunión con el secretario de Seguridad Pública, se acordó comunicarse mediante una red de WhatsApp.

“Durante los hechos, circuló información falsa vía redes sociales como que había sido un comando armado, sin embargo ya con la investigaciones que realizan las corporaciones, se ha podido aclarar”.

Pese a estos hechos no se ha disminuido la afluencia hacia los establecimientos en la zona metropolitana.

En entrevista para el espacio de “Así las cosas”, Banda Calderón indicó que se ha tomado la decisión de si bien no ser alarmistas, aplicar medidas preventivas como parte de la seguridad para los comensales y trabajadores.

Como medida extraordinaria vigilarán la vestimenta de los clientes que puedan ser sospechosos, pasando por la instalación de cámaras de vigilancia y hasta la instalación de botones de pánico conectados con las dependencias de seguridad.

Dijo que los restaurantes “grandes” todos tienen cámaras de vigilancia, pero no los que están enfocados al sector medio y los pequeños locales.

“Queremos ver cómo podemos arreglar esto de manera profesional y estar acompañados de la mano de la autoridad”, indicó.

Existe también una preocupación en el sector por los casos de asaltos que se han registrado pero que están en cifra negra por la falta de confianza de los afectados con las autoridades, ya que aseguró aún hay un número considerable de negocios que deciden no denunciar asaltos ante la autoridad.

 

Compartir