Durante el pasado trienio los agentes de la patrulla 3210 que han sido grabados en varios videos agrediendo, extorsionando y asaltando a conductores, fueron dados de baja por actos de corrupción y reprobar los exámenes de control y confianza, pero el alcalde Xavier Nava los reincorporó a la Dirección General de Seguridad Pública Municipal porque lo apoyaron en su campaña electoral.

La función de estos delincuentes durante la campaña fue de servir de escoltas de Nava y su esposa Nancy Puente Orozco y demás familiares.
El titular de la DGSPM, Edgardo Osvaldo Jiménez Arcadia, a sabiendas de que habían sido dados de baja no se atrevió a contradecir al alcalde Nava cuando le ordenó que los volviera a dar de alta, “son buenos muchachos, ya lo verás”.

Al primero que se le volvió a incorporar y nada menos que como director de la Policía Vial, fue a Filemón Juárez Santana, alias “El Burro Filemón”, cesado por diversos actos de corrupción en 2017.

J. Natanael Mata Tinajero, alias “El Negro”, también despedido por extorsión y reprobar los exámenes de control y confianza; Nava lo volvió a dar de alta, Israel Vázquez García, alias el “Boos Láser”, cesado en el 2017 por extorsión a conductores de camiones de tráfico pesado, a quienes los obligaba a realizar depósitos con tarjeta en las tiendas Oxxo y Farmacias Guadalajara; también Nava lo volvió a dar de alta en la DGSPM.

Estos tres son los que tienen asignada la patrulla 3210 que ya ha sido expuesto a nivel nacional cometiendo diversos abusos a la población potosina.

Otros policías que causaron baja en pasadas administraciones y que volvieron a la corporación por instrucciones del alcalde Nava, son Francisco Javier Orta Cardona, alias “El Amiguito”, fue cesado por corrupción y reprobar los exámenes de control y confianza en el 2014.

La agente Juana María Pérez Yepez, también dada de baja por corrupción y reprobar los exámenes de control y confianza.

Compartir