Un juez de distrito dio entrada a una demanda en contra del gobernador Juan Manuel Carreras López y otras autoridades, entre ellas el ayuntamiento de la capital, en relación al certamen para elegir a la reyna de la Fenapo 2019, situación que pone en riesgo dicho concurso.

La asociación civil Panda Human Rights, que se encarga de proteger derechos humanos en casos de discriminación, tramitó una demanda de amparo en contra del Gobernador del Estado, el Patronato de la FENAPO, el Presidente Municipal de San Luis y otras autoridades.

Esto, por la convocatoria al certamen para elegir a la reyna de la Feria en la edición 2019, pues según la asociación, ellas bases contienen requisitos que “estereotipan la belleza femenina, por ejemplo, ser mujer de nacimiento, medir mas de 1.65 metros, ser soltera o contar con buena presencia y porte, entre otros, excluyendo a las personas que no reúnen dichas características”.

 

Panda Human Rights criticó que los organizadores lleven a cabo un certamen de belleza, con presupuesto público, dirigido exclusivamente a las personas que el gobierno estatal y municipal consideran que cuentan con el perfil de belleza mencionado en San Luis Potosí.

“Quienes no sean mujeres de nacimiento, no midan más de un metro sesenta y cinco centímetros, sea casada o no cuente con buena presencia y porte a criterio de las autoridades, no podrían ni siquiera concursar para obtener el título de reina de la Feria Nacional Potosina, edición 2019”.

El juicio de amparo fue admitido por la Juez Primero de Distrito en el Estado, bajo el número de expediente 402/2019-3, quien se encuentra analizando la posibilidad de suspender de manera definitiva la celebración del certamen.

Compartir