#CirculoRojo #SLP  #LesValeMartes – Agentes de Seguridad Pública de Villa de Reyes implantan el terror entre la población, presuntamente por instrucciones de la alcaldesa Erika Briones, afectados piden la urgente intervención de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, de gobierno del Estado y de Gobierno Federal, para poner un alto a las agresiones que sufren a manos de los agentes comandados por Juan Pablo Velázquez.

Al puro estilo de su antecesor Juan Gabriel Solís alias “Panchillo”, Erika Briones supuestamente ha ordenado “cumplir la ley” y para comenzar inició con un operativo en sus primeros 100 días de gobierno con el fin de intimidar a sus enemigos políticos, al grado tal de balear domicilios particulares y aterrorizar a quienes tuvieron la osadía de votar por sus contrincantes.

Villareyenses comienzan a mostrar su decepción con la alcaldesa, principalmente por los abusos policiacos que incluyen el montaje de “filtros” implementados por la Dirección de Seguridad Pública Municipal, con el objetivo de fincar multas y sanciones.

Según abogados, los policías municipales ni siquiera tienen atribuciones para multar, porque no son elementos de Tránsito, además violentan la Constitución al hacer revisiones arbitrarias que incluyen personas y vehículos, amparados tan solo en el bando de policía y buen gobierno.

En medios de comunicación locales se ha consignado, además, que no hay juez calificador en la Comandancia de Policía, por lo que no pueden pagar multas y faltas administrativas y por si fuera poco el juez, de nombre Cruz Eduardo Torres García, presuntamente no cuenta con cédula profesional que lo acredite como Licenciado en Derecho, requisito indispensable para desempeñar el cargo, pese a la importancia de sus atribuciones, que incluyen conocer de hurtos, robos, asaltos, violencia familiar, lesiones y todos aquellos delitos que no se consideran de gravedad.

Versiones de habitantes aseguran que los policías municipales en todo momento argumentan que sólo obedecen instrucciones de la alcaldesa y de su jefe Juan Pablo Velázquez y del “jefe Téllez”, que es el que manda en el municipio.

Los retenes sólo hostigan a habitantes de Villa de Reyes, pero dan impunidad a empresarios, industriales y “gente importante” con influencias en el ayuntamiento.

Compartir