El dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Manuel Barrera Guillen, señaló que la campaña que está llevando a cabo el candidato a diputado federal por el Distrito II, José Luis Romero Calzada, de la coalición «Todos por México», que además del Partido Verde abandera el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Nueva Alianza, no es recomendable, pues prácticamente es promover la violencia al denostar al contrario, por ello en contraparte está recibiendo lo mismo, esto se nota en los ataques que dice recibir pues precisamente es la sinergia que está realizando en su campaña.
Barrera Guillén consideró que las contiendas políticas deberían de ser de altura, y que las propuestas sean las que valen los candidatos y que promuevan ante la ciudadanía, para que el ciudadano vote a favor de la propuesta, pero ahora pareciera que los ciudadanos están viendo quien es el peor político en base a críticas y a prejuzgar.

«Más bien lo que está prevaleciendo es un ambiente negativo de crítica y de denostación cuando la realidad es que es un nivel muy bajo de hacer política, no debería de ser así».
Cuestionado sobre si dialogarán con Romero Calzada para cambiar la manera en que está realizando la campaña, señaló que es complicado pues es su forma de ser, por lo tanto el PRI, que es quien promueve la plataforma política del candidato, debería tal vez de recordarle llevar una campaña de altura, aunque no descartó que en su momento el Partido Verde lo haría, pero esto es un modo de proceder muy personal de Romero Calzada, «es el conflicto que hay, no solamente con él sino con cualquier otro candidato pues no es el único, pero esto no es sano, el llamado que se le podría hacer es que se ajuste a una política de altura en San Luis Potosí».

Finalmente sobre la denuncia penal que anunciaron organizaciones ciudadanas en contra de Romero Calzada por actos de corrupción, aseguró que eso «es un juego» pues la realidad es que Romero Calzada tiene manera de comprobar eso, aunque habrá que dejar que sea el propio candidato el que se defienda, pero consideró que es parte de una campaña negra que él mismo ha generado y que ahora le va «de rebote».

Compartir