Por: ENZIO AUDITORE

El pasado martes 6 de Noviembre, el C. Xavier Nava, presentó ante los medios un DECALOGO, que según este disipado funcionario, será la base para el comportamiento de los servidores públicos del Ayuntamiento de la Capital.  ¡Nombre que bárbaro, que idea mas brillante, jamás se le hubiera ocurrido a nadie, como nadie lo había hecho, wow que inteligente, ya con este “Código Moral”, se va a solucionar por arte de magia toda la corrupción y nepotismo que impera en la administración!.

Un Decálogo es un conjunto para ser exacto de 10 normas o reglas que deben de cumplirse, y además deben ser preferentemente basadas en principios de moral y de ética general.

A más ya de un mes de esta Novicia Administración, lo menos que hemos visto ha sido Ética y Moral, en su actuar, Veamos , El primer día de la Administración se consumó un acto por demás delicado y lamentable , el nombramiento de manera furtiva, si furtiva por que nunca se le dijo a los regidores, que el Tesorero y Oficial Mayor son Primos hermanos, (Hecho ya confesado por el Oficial Mayor ), y esto aquí y en China se llama conflicto de intereses, así que no nos vengan con honestidad .

El hecho de la toma por asalto del IMPLAN, del que de manera falsa y con mentiras el Alcalde involucró a funcionarios del Congreso y profesionistas, es un claro ejemplo de violación a las normas y una oda a la ilegalidad en todos los sentidos, dígame usted, donde se ha visto que llegue un presidente municipal a coaccionar a un director para echarlo con policías armados sin mediar explicación alguna y pero aun, violando todo precepto y reglamento del Instituto en mención, por dios!!, no nos vengan ahora con que hay respeto y culto a la Legalidad cuando en menos de un mes es lo que menos se ha visto.

De igual manera como un hecho contumaz y de contrasentido al discurso moral de esta administración, el Oficial Mayor, con singular alegría de manera directa y sin mediar mas que el interés y el compromiso, asigna a proveedores de Medicamentos, servicios médicos  y combustible grandes cantidades y beneficios sin medias mas que su santa voluntad, así que cual transparencia cual actitud de servicio. Bah que timo!!.

Mas no obstante un verdadero DECALOGO, es un compromiso de moral y actitud, que se sigue por convicción, por principios, por vocación, el decretarlo de manera oficial y a rajatabla es mas vacío que un guaje, y lejos de ser una guía es meramente asequible a lo que los DUX de Venecia decretaban “Simplemente una guía de Inmoralidad y Vanidades”.

Compartir