“Los diputados electos de MORENA nos comprometemos a que los hechos ocurridos hoy en el Congreso del Estado no queden impunes”, dio a conocer Edson de Jesús Quintanar Sánchez, quien coordinará la bancada de este partido en la LXII Legislatura, que toma protesta el próximo 14 de septiembre.

El diputado, de 24 años, hizo referencia así a la aprobación irregular de las cuentas públicas del 2017, que de acuerdo al artículo 53 de la Constitución local correspondía revisar a la siguiente legislatura, la cual tomará protesta el próximo 14 de septiembre.

Quintanar Sánchez censuró, asimismo, los intentos de agresión y las amenazas que recibieron activistas de parte de diputados del Congreso. “Se están despidiendo de la peor manera posible, y dando otra vez una imagen pésima al Congreso de San Luis Potosí en todo el país”, comentó.

En torno a los conatos de pleito protagonizados por diputados contra ciudadanos, expresó: “Nos preocupa que ellos, desde el espacio de poder que ostentan y con las posibilidades que les da el cargo que todavía ocupan, hayan lanzado amenazas tan serias contra algunos activistas”.

Enseguida, solicitó: “Pedimos a la Fiscalía del Estado y al gobernador Juan Manuel Carreras tomen las provisiones necesarias para proteger a esas personas amenazadas, quienes solo reclamaban que los diputados salientes hayan incurrido en falsificación de facturas y en aprobar cuentas públicas que no les corresponden”.

Edson lamentó también que los diputados de la actual LXI Legislatura no hayan aprovechado la oportunidad para despedirse con decoro, escuchando las solicitudes que les llegaron de muchos sectores para que no aprobaran las citadas cuentas públicas del año pasado.

En torno a lo que será el actuar de la fracción de MORENA, explicó: “Existen fundamentos jurídicos para aplicar responsabilidades administrativas a los diputados, y estaremos analizando diversas vías para que se sancione no solo esta sino otras anomalías que se han denunciado contra estos diputados”.

Por último, advirtió, además: “Ahora también estamos en riesgo de que los entes auditados pueden recurrir a un juicio de amparo para que nada se les pueda exigir en caso de que no solventen las observaciones, y con todo ello la única que gana es la impunidad”.

 

Compartir