Nos tendieron una trampa, pero nosotros no caímos en el chantaje, dice el congresista Héctor Mendizábal Pérez respecto a reunión con la organización «Ganemos» efectuada a principios de año, donde supuestamente se coaccionaba licencia del diputado Mariano Niño a cambio de no hacer públicos los casos de falsificación de firmas en los apoyos de gestoría que protagonizó el panista según dicha organización.

Mendizábal Pérez señaló que no se planteó nada referente a remuneración monetaria, y aseguró no tener elementos que confirmen que se trata de fuego amigo.

«Ellos se acercaron para solicitar un espacio y platicar lo hicieron a través mío cosa que cuestioné que porque no lo hacían directamente, me dieron sus razones…y nosotros de buena fe, comenté con Mariano, él accedió a la reunión sin conocer el planteamiento de fondo solo fuimos avisados que tenían información muy importante y querían hacernos un planteamiento…grabaron la conversación sin nuestro consentimiento», explicó.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo)  comentó que en dicha reunión los activistas, Oscar David Reyes Medrano líder de «Ganemos» y Víctor García Mata integrante de la misma les plantearon que había situaciones muy delicadas con los apoyos de gestoría del legislador Mariano Niño Martínez, dónde destacó que lo que pretendían era que el congresista antes nombrado pidiera licencia a cambio de que no se hiciera pública esta información.

«Yo respaldé la decisión que tomó mi compañero aunque no sabíamos en ese momento de que se trataba y que alcance tenía…como se escucha en la grabación le dije a mi compañero que se tomara su tiempo para pensarlo  y decidir…el propio transcurso del tiempo dice que fue lo que sucedió» explicó el diputado.

 

Compartir