• NAVA RESCATÓ A POLICÍAS DELINCUENTES QUE HABÍAN SIDO DADOS DE BAJO

+ AHORA LOS USÓ EN LA JORNADA ELECTORAL PARA INTIMIDAR VOTANTES

+ LO CUIDAN A ÉL, A SU ESPOSA, Y A OTROS FAMILIARES; ADEMÁS LOS OCUPA PARA “TRABAJOS SUCIOS”

Lo apoyaron en su campaña electoral del 2018, luego él les correspondió regresándoles un empleo en el que habían sido dados de baja por asaltar ciudadanos.

Con eso, se aseguró la lealtad de esos malos elementos policiales, a los que hoy utiliza para trabajos sucios o de suma confidencialidad. Uno de ellos fue descubierto este 10 de enero intimidando votantes que apoyan a otos candidatos.

Algunos incluso se encuentran grabados en la redes sociales en los momentos que extorsionan automovilistas, pero todo eso no le importó al alcalde, y les reintegró su placa de agentes de la Policía Municipal.

Relata un testigo: “La función de estos delincuentes durante la campaña fue la de servir de escoltas de Nava y su esposa Nancy Puente Orozco, así como de otros familiares”.

De todo esto es cómplice el comandante de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM), Edgardo Osvaldo Jiménez Arcadia, quien volvió a admitir a los policías delincuentes dentro de las filas de la corporación a su cargo.

“Son buenos muchachos, ya lo verás”, apremió Xavier Nava a Arcadia cuando éste le recordó el historial delictivo de tales agentes.

Uno de esos policías al que se le volvió a incorporar para riesgo de la ciudadanía fue a quien se desempeñó como director de la Policía Vial, de nombre Filemón Juárez Santana.

Juárez, conocido dentro del municipio con el alías de el “Burro Filemón”, causa penosa baja en 2017, por actos de corrupción.

Otro fue Natanael Mata Tinajero, llamado “el negro”, quien fue despedido por extorsión y por reprobar los exámenes de control y confianza.

A esos dos, como a otros más, Nava Palacios los volvió a dar de alta, pues le demostraron que están con él “para lo que se ofrezca”.

Está también el caso de Israel Vázquez García, llamado “Boos Laser”, cesado en 2017 por extorsionar conductores de camiones de tráfico pesado, “a quienes los obligaba a realizar depósitos con tarjetas de las tiendas Oxxo y Farmacias Guadalajara”.

De todos ellos hay pruebas, y fotos donde están acompañando al alcalde Nava. Son sus “buenos muchachos”. Y un peligro para los potosinos.

Compartir