Las elecciones de Estados Unidos están más reñidas de lo que habían adelantado las encuestas. Y tanto el presidente Donald Trump como el exvicepresidente Joe Biden se han mostrado convencidos de su victoria.

Las proyecciones de resultados muestran a Trump y Biden en una ajustada carrera para hacerse con los 270 delegados en el Colegio Electoral que necesitan para ganar la presidencia.

Algo que está muy lejos de la clara victoria de Biden que habían anunciado algunos sondeos.

Hasta bien entrada la madrugada ambos candidatos habían mantenido el mapa electoral como el de 2016. Solo el recuento parcial de Arizona, favorable para Biden y que Trump ganó hace cuatro años, apuntaba un cambio respecto a las últimas elecciones.

Compartir