La reunión del jueves por la noche en la sede del Partido Acción Nacional (PAN), entre seis de los siete aspirantes a candidato o candidata al gobierno del Estado y el dirigente del Comité Directivo Estatal (CDE), Juan Antonio Aguilar Hernández, dejó inconformidades entre algunos de ellos que incluso ya advierten sobre una posible judicialización del proceso. Además, según la minuta de trabajo, se vislumbra una cargada de la dirigencia para favorecer al alcalde de la Capital, Francisco Xavier Nava Palacios.

La minuta de trabajo sobre la reunión con los aspirantes, establece diversos puntos con la finalidad de “lograr generar acuerdos políticos respecto a la forma en cómo se deben de elegir a los aspirantes para que puedan ser votados por la militancia en las elecciones internas del Partido Acción Nacional”.

Desde ahí, el texto habla de un método previo a la votación de la militancia, lo cual no estaba establecido en los acuerdos generados en la pasada sesión del Consejo Estatal de Acción Nacional, en el cual, únicamente se habló sobre la elección interna y la aprobación para realizar alianzas o coaliciones, no de un método de antesala.

La minuta establece cuatro acuerdos posibles, el primero: “se realizará una encuesta abierta a los ciudadanos, la cual van a ser ejecutadas por dos diferentes casas encuestadoras, mismas que serán previamente votadas y aprobadas por quienes suscribimos la presente”. El segundo señala que, una vez entregados los resultados, los aspirantes los aceptarán.

“En ese sentido se comprometen que únicamente se registrarán para participar en la elección interna, los primeros tres aspirantes que salgan en la lista con mayores posibilidades de ganar la contienda constitucional”, completa en segundo acuerdo. Esta circunstancia estaba entendida con anterioridad, sin embargo, el método para llegar a la selección de los tres perfiles más competitivos no dejó contentos a algunos de los aspirantes. Los acuerdos tres y cuatro son referentes a la erogación que harán los aspirantes, y en su caso, la dirigencia del PAN, para la realización de las encuestas.

El primero en salir de la reunión, en la que por cierto, no estuvo presente el legislador federal, Xavier Azuara Zúñiga, fue el ex diputado Alejandro Lozano González, quien visiblemente molesto evitó cuestionamientos de la prensa.

Por su parte, el senador con licencia, Marco Antonio Gama Basarte, hizo un posicionamiento en el sentido de que la propuesta de un nuevo método de selección de candidato a gobernador del PAN, es violatoria de los acuerdos tomados por el Consejo Estatal.

Gama Basarte se opuso “rotundamente” a la propuesta, “porque simple y sencillamente, desconoce el procedimiento que acordaron los consejeros estatales del partido en la última asamblea y cancela la posibilidad de llevar a cabo un proceso democrático”.

Agregó que, pretender imponer dicho mecanismo sería violatorio de los derechos político-electorales de quienes aspiran a representar al PAN, “y a mayor abundamiento, procedimientos similares se han aplicado en anteriores procesos internos y al final los mismos se judicializaron, ocasionando división y el desperdicio de recursos”.

Y es que, Gama Basarte decidió pedir licencia como senador para concentrarse exclusivamente al proceso interno del PAN, dado que las encuestas no lo favorecen del todo, al ser rebasado por Lozano González, Nava Palacios y Octavio Pedroza Gaitán, por lo cual, una encuesta abierta lo dejaría fuera de la pelea por la candidatura.

“El candidato del PAN tendría que emanar de la decisión a través del voto, de los miembros activos del partido, por lo tanto, considero que no podemos, mediante un pacto entre aspirantes, sobrepasar, contravenir o modificar lo acordado por el Órgano máximo de autoridad en nuestro partido”, reclamó Gama Basarte en su posicionamiento.

El método para elegir a los tres aspirantes con más posibilidades sería totalmente benéfico para Nava Palacios, quien apenas a mayo de este año había gastado más de 42 millones de pesos en publicitar su imagen como alcalde con acciones, programas y proyectos de su administración, además de que, tiene varios meses haciendo giras todos los fines de semana al interior del estado para dar a conocer su proyecto político de cara al 2021, teniendo con este una amplia ventaja contra los demás aspirantes.

“Quedó claro que íbamos con tres, ahorita en lo que estamos es en ver cómo tener la certeza, los siete aspirantes y este instituto político, que los tres que van a la contienda interna van a ser los más competitivos”, declaró Aguilar Hernández luego de la reunión y ante las reacciones.

Explicó que hay un método —el establecido por el Consejo Estatal— que sí es obligatorio y que sí tiene una vinculación real, que es la elección interna, sin embargo, sobre los acuerdos de la reunión del jueves aclaró que no tienen un vínculo legal.

“Vamos a ir por la unanimidad, tenemos que construir en favor de los ciudadanos. Voy por la unanimidad para que todos estén conformes y que nada más pasen tres, y que esos tres van a ser los más competitivos, y así vamos a mandar la señal hacia todos los ciudadanos”, es decir que, mientras los siete no estén de acuerdo con el método, no podrán llevarlo a cabo.

Compartir