Mañoso, manipulador, engañando a sus lectores, el columnista de Pulso, Juan José Rodríguez Medina, no tuvo reparo ni vergüenza en falsear y retorcer palabras de Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En su visita a SLP el viernes 9 de octubre, Nieto Castillo fue preciso en señalar que la dependencia a su cargo no tiene investigación ni ha presentado denuncia contra el diputado federal Ricardo Gallardo Cardona.

Interrogado sobre el tema, Nieto dijo, textual: “Yo no he hecho ningún planteamiento en este caso en particular”.

A esa aclaración se vio precisado el funcionario federal cuando algún reportero de consigna buscaba sacar con tirabuzón una declaración de tal tipo.

Tales palabras del entrevistado quedaron grabadas, y han sido difundidas con amplitud por muchos medios.

Pero poco o nada le importó a Rodríguez Medina lo público y difundido de tal testimonio, pues le pareció bien sacarse una tortuosa interpretación de la manga, dislocando las palabras de Santiago Nieto.

De esa manera, desaseada y cínica, escribió: “…lo que hizo aquí el viernes pasado Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda fue darle (a Ricardo Gallardo Cardona) tremenda puñalada”. (Pulso, 15/X/20).

A partir de ahí, de esa premisa falsa, dicho comentarista sin miedo (al ridículo), armó una historia jalada de los pelos, en el sentido de que el funcionario prácticamente vino a SLP tan solo con la encomienda de dar “un mensaje de las alturas para el diputado federal potosino”.

Y ya en pleno alucine de “compló”, Rodríguez hasta imaginó palabras coloquiales caídas de “las alturas”, al decir que tal “mensaje” habría sido “en el sentido de ‘serénate, no vas”.

Añade el muy imaginativo periodista: “Ese no vas sería referido a la ansiada candidatura a gobernador por Morena, en alianza con el Partido Verde”.

Lo que existe en contra de Ricardo Gallardo Cardona, y que fue informado por el mismo Santiago Nieto no por motivación propia sino por preguntas directas de los reporteros, son dos denuncias de particulares.

Particulares que, ya se sabe, están movidos por intereses político electorales con la idea de dañar al político de Soledad, como le pasó en 2015.

Sería absurdo considerar culpabilidades a partir de simples denuncias.

Interesadas denuncias que, por otro lado, son sospechosamente de último momento, pues tuvieron al menos cinco años para presentar los cargos que quisieran contra Gallardo Cardona. Pero no, lo hacen ahora, durante el proceso electoral 2020-2021.

Que de simples denuncias no se pueden establecer culpabilidades, fue también lo que dijo en su visita el colaborador de AMLO.

Así que, ¿de dónde saca el colaborador de Pulso que el presidente trae al titular de la UIF de recadero político?

El viejo (más que veterano) periodista cree que sigue viviendo en el sistema del viejo PRI, donde pudo corromper y enriquecerse a sus anchas, llegando a ser secretario de gobierno con Horacio Sánchez, y oficialista diputado, gracias a esos mismos padrinos a los que sigue sirviendo.

Este “calumnista” debe poner más atención a la mañanera, así habría oído al presidente decir: “México ya cambio, ya no es como antes”.

Compartir