En el último tramo de la conferencia mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador de este jueves, en su narrativa de la corrupción e impunidad del régimen prianista salió a relucir el exgobernador Marcelo de los Santos.

En ningún momento lo identificó por su nombre o filiación partidista, tampoco la entidad federativa, pero está claro que se refería a él cuando puso el ejemplo de un contador público que durante años se dedicó a limpiar cuentas públicas de varios gobernadores sin encontrar nada, “se las arreglaba”, “era el que limpiaba”, y luego llegó a ser gobernador, “se imaginan, lo mismo”.

Los reporteros le pidieron el nombre y AMLO con su colmillo retorcido se negó. Como es del dominio público, el despacho contable de Marcelo de los Santos fue el auditor externo de varios gobernadores priistas como Leopoldino Ortiz Santos, Gonzalo Martínez Corbalá, Horacio Sánchez Unzueta y Fernando Silva Nieto, cuyas cuentas públicas salieron “limpias” gracias a los buenos oficios del contador que cobraba muy bien por dar esos resultados.

Compartir