Hincada frente al palacio de Gobierno, pero no derrotada, la madre del joven Alan FRancisco, asesinado en 2019 exigió al gobernador Juan Manuel Carreras justicia para su hijo, pues sus presuntos asesinos siguen en libertad ante la ineptitud de la Fiscalía General del Estado.

“‘¡Aquí la justicia cuesta!” Dijo Silvia Castillo llorando y a grito pelado, frente al balcón principal.

Policías estatales la desalojaron del primer cuadro de la ciudad, lo que generó más rencor entre la afligida madre, quien le recordó gobernador el 10 de Mayo.

Compartir