San Luis Potosí es una ciudad sucia, incluso en áreas que pudieran ser residenciales, como las Lomas, donde en el camellón de la avenida Himalaya se pueden apreciar bolsas de basura desparramadas, denunció Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la Arquidiócesis potosina.

Además de exhortar a la ciudadanía a contribuir en el mantenimiento de la capital, Priego Rivera coincidió en la necesidad de mejorar los servicios municipales como el de recolección de basura a fin de que la capital ofrezca una imagen limpia y bien cuidada por autoridades y ciudadanos.

También dijo que la movilidad en la ciudad es uno de los mayores problemas, por lo que urge implementar estrategias para reducir el tiempo de traslado de un punto a otro. “Después de la pandemia se van a descubrir muchas cosas y algo común en muchos medios es que veremos colapsado los sistemas de movilidad”.

Finalmente, el religioso y escritor dijo que no es posible que las personas gasten su tiempo en trasladarse de sus hogares al trabajo y viceversa en vialidades con semáforos que no son inteligentes y que demoran los vehículos en cruceros cuando no hay tráfico. “El tiempo es oro para las personas y necesitan invertirlo en acciones productivas, no en traslados”, culminó.

Compartir