La diputada presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas en el Congreso del Estado, Rosa Zúñiga Luna, intentó desviar 70 mil pesos de la Consulta Indígena, a través de simular la contratación de un antropólogo, denunció Ana Marcela Sánchez Flores, secretaria técnica del Grupo Técnico Operativo (GTO) de la Consulta Indígena.

Sánchez Flores explicó que ella llegó al cargo desde el 16 de enero de este año y, casi desde el principio, la legisladora le comentó que del recurso de la Consulta Indígena se iban a pagar 50 mil pesos a Ulises Arista Martínez, asesor de la Comisión de Asuntos Indígenas y 20 mil pesos a Carlos Morán Escalante, asesor de Rosa Zúñiga; por lo que le pidieron a ella conseguir a algún antropólogo que emitiera facturas para simular la contratación.

“Yo también en mi ingenuidad creía que me hablaban de los viáticos porque yo entendía que ellos se iban a mover con nosotros, después me empezaron a presionar un poco más, luego ya me hicieron la aclaración y me dijeron que Ulises iba a recibir 50 mil y Carlos Morán 20 mil, yo pensé que era un pago extra, pero después me empezaron a decir que si yo podía conseguir a alguien que les diera un recibo, algún investigador o alguien que se dedicara a lo mismo que yo, entonces fue cuando ya me sacó de onda”.

Marcela se negó a participar de dicho acto de corrupción y, según narra, esto causó la molestia de la diputada y de sus dos asesores, quienes mostraron actitudes hostiles y violentas hacia ella y los integrantes del GTO, al querer quitarles, sin previo aviso, dos camionetas del Poder Judicial que les habían prestado para trasladar a las 19 personas que forman parte de este grupo técnico.

“Regresamos el 19 de marzo para saber qué estaba pasando, por qué todavía no nos pagaban, ese día nos querían quitar la camioneta, no nos quisieron recibir para platicar y aparte la diputada Rosa mandó a Carlos, a su asesor, con un documento para quitarnos las camionetas y yo les dije ‘a ver, las personas que vienen aquí se tienen que regresar en las camionetas porque sino se tendrían que regresar en autobuses y no hay dinero para ello’ y se hizo un relajo afuera del Congreso y me imagino que era parte de estas actitudes molestas porque no quise apoyarlos para sacar un dinero de manera correcta”.

GlobalMedia buscó a la diputada Rosa Zúñiga Luna vía telefónica durante varios días, sin embargo, no fue posible localizarla, por lo que se cuestionó al vicepresidente de la Comisión de Asuntos Indígenas, Óscar Carlos Vera Fábregat, sobre estos señalamientos de presuntos actos de corrupción en los trabajos de la Consulta Indígena y el diputado dijo no estar enterado al respecto y se limitó a decir: “no, Dios me agarre confesado, yo me cuido mucho”.

ADEUDOS A MIEMBROS DEL GTO

En el mes de junio, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil y Administrativa del Noveno Circuito concedió una suspensión de plano al GTO de la Consulta Indígena, para que el Congreso del Estado pague los adeudos que se tienen en remuneraciones a los 19 integrantes de este grupo, quienes están reclamando que no se les pagó un solo sueldo y todavía les deben 840 mil pesos.

Los trabajos de la Consulta Indígena se iniciaron desde finales de enero, por lo que estas 19 personas estuvieron laborando durante todo febrero y principios de marzo hasta que, debido a la contingencia sanitaria del coronavirus (Covid-19), se suspendieron los trabajos de la consulta, sin embargo, Marcela Sánchez señala que los integrantes del GTO seguían trabajando desde sus casas revisando información que ya habían recabado.

“Sí están un poco desesperados, algunas de las técnicas, por ejemplo, han llegado a ir a trabajar a casas haciendo la limpieza para sacar un poquito de dinero porque la mayoría son madres solteras; las que son artesanas, por ejemplo, están haciendo sus bordados, pero pues en dónde los van a vender”.

El diputado Óscar Vera aseguró que sí se le pagó “unas cantidades” a Marcela Sánchez, sin embargo, están esperando que detallen qué actividades se realizaron para ver cuánto más se les tiene que pagar. Marcela, por su parte, asegura que no le han pagado un solo peso y que, incluso los integrantes del GTO tuvieron que poner de su propio dinero para poder realizar los trabajos y confiando en las promesas de que se les iba a pagar.

La Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado autorizó un presupuesto por 4 millones 370 mil pesos para la realización de la Consulta Indígena y hasta el momento no se ha informado qué pasó con ese dinero.

 

Compartir