– Vecinos de María Cecilia se manifestaron este miércoles en contra de la instalación de una gasera en las inmediaciones de fraccionamientos que temen por los riesgos de este tipo de establecimientos.

Un grupo de personas de los fraccionamientos Rinconada de María Cecilia, Villas de Santiago y La Ponciano, ubicados en las cercanías del Periférico norte, se apersonaron en la zona donde se construye la gasera de la empresa Jebla para manifestar su inconformidad.
En el lugar también estaba un representante de la empresa, quien intentaba llegar a un acuerdo con los inconformes, quienes no cedieron ante en intento de convencerlos, pues condenaron su seguridad y la de sus familias, antes que un trato con la empresa.

Ante el rechazo de la instalación de esta empresa en la zona, específicamente en la calle Magnolia, los vecinos solicitaron la intervención de la autoridad municipal para cancelar el proyecto de manera inmediata por los riesgos que provoca a las familias.

Los quejosos comentaron que al inició se desconocía del proyecto dado que primero levantaron bardas perimetrales que impedían ver el tipo de construcción en el predio.
Uno de los riesgos que comentaron fue que la zona, además de ser habitacional, cuenta con escuelas y comercios. Incluso, a escasos metros de la construcción se ubica la primaria Ponciano Arriaga, la cual cuenta con 600 estudiantes.

Cerca del lugar también se encuentra el jardín de niños Rosario Castellanos, a la que acuden 400 niños. También hay una iglesia y un Centro Comunitario del DIF.
Otra de las quejas es que a menos de un kilómetro, justo sobre el Periférico, se encuentra otra gasera, por lo que la instalación de esta sería una “bomba de tiempo”, por lo cual, pidieron la inmediata intervención de las autoridades.

Además, dijeron que este sería un riesgo más para los vecinos, pues también tienen problemas por el vandalismo en la zona y las riñas constantes, las cuales, no son atendidas por la autoridad municipal.

Por último, dieron a conocer que analizarán la posibilidad de atender el asunto legalmente dado que el ayuntamiento no ha atendido su llamado, pues su objetivo es salvaguardar la seguridad de las familias que habitan en la zona.

Compartir