En noviembre de 1999, Luis Antonio Mahbub Sarquís, actualmente candidato al Senado por San Luis Potosí, abanderando al PRI, Partido Verde y Nueva Alianza; fue denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado por el fraude cometido contra 4 mil 390 ahorradores de la Unión de Crédito Regional (Unicrer).

Mahbub Sarquís, socio y consejero de Unicrer y entonces presidente de la Cámara Nacional de Comercio en San Luis Potosí, evadió la acción de la justicia por ese fraude, según consta en archivos hemerográficos consultados por este medio.

Según publicó el diario Pulso el 12 de noviembre de 1999, contra Mahbub Sarquís y el Consejo Directivo de Unicrer pesaban 35 denuncias penales ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, de acuerdo con declaraciones de la entonces titular de esa dependencia, Manuela García Cázares.

Además existían 42 juicios mercantiles, presentados ante el Poder Judicial del Estado.

La misma nota de Pulso, de 12 de noviembre de 1999, menciona que ninguno de los acusados había sido llamados a declarar ante la Procuraduría General de Justicia ni ante el Poder Judicial del Estado.

El 8 de julio de 1999, mientras en la Ciudad de México se discutía una posible coalición entre el PAN y el PRD para ganar la elección presidencial del año 2000 al PRI, y de pasada, sacar de la jugada a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; el Consejo de Administración de Unicrer “informó a los socios la decisión de liquidar la sociedad, con el argumento de que la crisis de 1994 había impactado fuertemente a la institución, cuya cartera vencida creció considerablemente”, según se consigna en un texto publicado por el Semanario Proceso, el 29 de junio de 2002.

Esa publicación de Proceso además explica que “se les notificó también que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) había decidido revocar a Unicrer el permiso para operar, mediante el oficio 601-1VJ-44726/99. Los directivos no informaron a los socios que la revocación del permiso de la CNBV había sido notificada meses antes, a pesar de lo cual continuaron abriendo cuentas y recibiendo dinero de ahorradores”.

ESCÁNDALO REGIONAL

Además de las denuncias contra Luis Antonio Mahbub Sarquís ante la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí y el Poder Judicial del Estado, también fue demandado ante la Procuraduría de Justicia del estado de Guanajuato, por el expediente 134/2000, del caso Unicrer, según menciona el texto de Proceso.

En Guanajuato, según la información de Proceso, a principios de 2001 se dictó una orden de aprehensión contra Luis Antonio Mahbub Sarquís, Marcelo de los Santos Fraga, comisario de Unicrer, y otros once directivos de la organización de crédito, “acusados de defraudar a casi 5 mil ahorradores en nueve estados, por un total superior a mil 200 millones de pesos”.

El 9 de julio de 1999, el periódico El Sol de San Luis, en una nota firmada por el hoy vocero de la campaña de Luis Antonio Mahbub, Tiburcio Cadena Gutiérrez, explicaba que Unicrer operaba desde 1985 y tenía presencia en los estados de Coahuila, Zacatecas, Aguascalientes, Morelos, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí; además del Distrito Federal.

Proceso reportó el 29 de junio de 2002 que “el 14 de octubre de 1999, 54 irapuatenses socios de Unicrer interpusieron una denuncia penal ante la agencia del Ministerio Público del Fuero Común, que fue consignada en la averiguación previa 5602/99, contra quien resultara responsable del delito de fraude”.

“La averiguación fue turnada al juzgado a mediados de noviembre de 1999 (en el proceso 134/2000) y un mes después la juez Myrna Edith Higareda Lorenzo giró órdenes de aprehensión en contra de Alejandro Torres Corzo, en su calidad de presidente del Consejo de Administración; Marcelo de los Santos Fraga, como su comisario; el vicepresidente José Carlos Mahbub Sarquís, y los consejeros propietarios y suplentes: José Mahbub Matta, Juan Carlos Valladares García, Rafael Olmos Ocejo, Luis Antonio Mahbub Sarquís, Jorge Abud Dip, Samuel González González, Antonio Montelongo Ramírez, Octaviano Gómez Gómez y Manuel González Verduzco”, según el texto del Semanario Proceso.

Alejandro Torres Corzo, presidente del Consejo de Administración de Unicrer, fue detenido en marzo de 2001, pero salió libre a los 10 días luego de pagar la fianza de 500 mil pesos y 2 millones para la reparación del daño. Unos días después falleció en un accidente automovilístico, reportó Proceso en 2002.

EVASORES DE LA JUSTICIA

El 28 de septiembre de 2001, la Procuraduría de Justicia de Guanajuato respondió a una recomendación de la Procuraduría de Derechos Humanos de ese mismo estado, en la que pedía un informe acerca de por qué no se habían cumplimentado las órdenes de aprehensión contra los trece directivos de Unicrer, entre los que se incluía a Mahbub Sarquís y Marcelo de los Santos Fraga.

La Procuraduría de Justicia de Guanajuato contestó que todos los directivos habían tramitado amparos en San Luis Potosí. Todos excepto Marcelo de los Santos, de quien la Procuraduría guanajuatense mencionó que “se sigue investigando para dar con su ubicación y poder cumplimentar la orden de aprehensión por lo que a esta persona corresponde”, según consta en la nota del semanario Proceso. Marcelo de los Santos Fraga, a quien hasta septiembre de 2001 la Procuraduría de Guanajuato no podía localizar, cumplía en ese momento nueve meses como presidente municipal de San Luis Potosí.

Pese al argumento dado por el Consejo Directivo de Unicrer, respecto al daño sufrido por la organización de crédito debido a la crisis económica de 1994, el mismo día de la revocación de la concesión para Unicrer, el presidente del centro bancario afirmó “que la liquidación de Unicrer no se dio por quebranto financiero, fraude o mal manejo de los recursos, sino por disposiciones técnicas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores”, según consta en la nota firmada por Tiburcio Cadena Gutiérrez, del Sol de San Luis del 9 de julio de 1999.

Los medios de comunicación de San Luis Potosí dieron cuenta de cómo, después del 8 de julio de ese año, el gobierno del estado se dedicó a desestimar el argumento del daño que había hecho la crisis económica de 1994 y solo difundieron la revocación del permiso de la CNVB.

El mismo 9 de julio de 1999, el periódico El Heraldo publicó una nota cuya entrada decía: “El gobernador Fernando Silva Nieto convocó a los inversionistas a dar un voto de confianza a Unicrer, que entró en un proceso de liquidación, pero bajo perspectivas controladas de gran responsabilidad con sus acreditados y ahorradores”.

En notas de El Sol de San Luis y de Pulso, del 14 de julio de 1999, se consigna que el entonces gobernador Fernando Silva Nieto declaró: “He platicado con funcionarios de la Secretaría de Hacienda y tengo elementos para pedir a los ahorradores que tengan confianza”.

LAVADO DE MANOS

También durante julio de 1999, varias notas periodísticas dieron a conocer que Marcelo de los Santos Fraga negó tener responsabilidad en el caso de Unicrer, pues su función únicamente era de auditor. Además, dijo que no había pedido préstamos a la organización de crédito ni que los recursos de Unicrer hayan sido utilizados en la fundación “Amigos de Fox”, que reunía recursos para la campaña presidencial de Vicente Fox Quesada.

El texto del Semanario Proceso del 29 de junio de 2002, menciona: “Los afectados de Irapuato —entre los que figuró el exalcalde panista Salvador Pérez Godínez— en varias ocasiones acudieron a la comunidad de San Cristóbal para pedirle ayuda a Vicente Fox, entonces candidato a la Presidencia. A cambio, varios de ellos recibieron tarjetas navideñas ya firmadas por Fox como presidente, en diciembre de 2000 y de 2001”.

En una nota publicada por el diario Pulso el 15 de julio de 1999, Luis Antonio Mahbub Sarquís, como presidente de la Canaco e inversionista de Unicrer, dijo que era totalmente falso que se hubieran retirado algunos ahorros de la organización de crédito.

“También es importante no politizar el problema porque se trata de un asunto meramente económico”, dijo Mahbub Sarquís en la entrevista publicada aquel día. Además señaló que “no hay cuestiones de alarma, de Hacienda, que pudiera ver algún problema interno. Si hubiera un mal manejo o algo no bueno ya habrían intervenido la Unión de Crédito, lo que no ha sucedido”.

En 2003, Marcelo de los Santos Fraga se convirtió en gobernador y pagó discrecionalmente a los ahorradores.

Por su parte, Luis Antonio Mahbub Sarquís, actualmente candidato al Senado, se desentendió del asunto pero inició una trayectoria empresarial que lo convirtió en un próspero constructor y dueño de medios, siempre cercano al poder en turno.

Compartir