El ministerio de Exteriores de China indicó este martes que parte de las sanciones que pesan sobre Corea del Norte podrían ser levantadas tras la cumbre entre el líder Kim Jong-un y el prsidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Los mandatarios mantuvieron una reunión histórica en Singapur y a su término firmaron una declaración en conjunto que destaca el compromiso de ambos países a la desnuclearización «completa» de la península coreana.

Geng Shuang, portavoz del ministerio, fue el encargado de divulgar la opinión del gobierno chino en una conferencia de prensa en Beijing, según informó Reuters.

«Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que se han aprobado establecen que si Corea del Norte respeta y actúa en acuerdo con las disposiciones, entonces las sanciones pueden ser ajustadas, incluyendo la suspensión o remoción de sanciones relevantes», explicó.

China concentra actualmente el 90% del comercio exterior de Corea del Norte, gran parte del cual fue coartado por una batería de sanciones impuestas en los últimos años por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Estas se enmarcan en una estrategia de «presión máxima» encarada por Trump y que junto a otras cuestiones contribuyó a generar la instancia de de diálogo ocurrida este martes en Singapur.

Las sanciones impuestas por la ONU han contado con el apoyo de los cinco miembros permanentes, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China, a pesar de que el grupo está viviendo fuertes divisiones internas.

Compartir