El Ayuntamiento de San Luis Potosí ha dado un golpe brutal a la transparencia por medio de la titular de Catastro y Desarrollo Urbano al considerar como información reservada todo el padrón catastral.

Cuando se pensaba que la actual administración sería un ejemplo de transparencia y de poder dar grandes avances en la materia, vemos como Patricia Rodríguez esta generando un alarmante retroceso. ¿Porqué al Alcalde Xavier Nava permite esto?

Extrañamente el 10 de marzo del 2020, la opaca funcionaria solicitó al Comité de Transparencia del Ayuntamiento de la Capital la autorización para que fuera considerado como reservada la total información que conforma el padrón catastral. La pretensión de ocultar todo lo relacionado con Catastro se consiguió con el aval de los integrantes del citado Comité y quedó asentado en el Acuerdo de Reserva CT/011/2020 A.

Con este terrible acto, se van alejando cada día, aquellos principios que el Dr. Salvador Nava dejará como un gran legado y que lo llevó a ser considerado “el precursor de la transparencia”, cuando en su tiempo de alcalde, publicitaba y transparentaba todo sin que la ley lo obligara. Gente como Don Alfredo Lujambio Rafols que tanto luchó en favor de la rendición de cuentas, hoy lamentablemente, nada de eso queda. Patricia Rodríguez ha recurrido erróneamente a reservar información que por ley no puede ser ocultada en su totalidad y eso, lo argumentan diversas sentencias en otros estados del país donde los organismos de transparencia han resuelto que el padrón catastral por ningún motivo puede ser considerado como información reservada.

Las licencias, permisos y autorizaciones que otorguen las autoridades, de acuerdo a la Ley de Transparencia deben ser públicas como tal. Precisamente entregar esta información o que la ciudadanía puede consultarla, es un ejercicio de rendición de cuentas que pueden mostrar la legalidad de las mismas y que validen el correcto proceder de las autoridades que mantienen en posesión estos documentos.

Insistimos, existen resoluciones de Institutos de Transparencia del país y de la misma Suprema Corte que sostienen que la clave catastral, ni el registro catastral contiene información concerniente a la persona física, identificada o identificable, y relativa a su origen étnico o racial, o que esté referida a las características físicas, morales o emocionales, a su vida afectiva y familiar, domicilio, número telefónico, patrimonio, ideología y opiniones políticas, creencias religiosas o filosóficas, los estados de salud físicos o mentales, las preferencias sexuales u otras análogas que afecten su intimidad; ya que solo se trata de datos que identifican un predio, por lo tanto, no se puede considerar como información confidencial al no encuadrar en los supuestos de información confidencial o reservada, la información es pública y puede ser consultada por cualquier persona.

En tal sentido, siendo los Registros Públicos considerados un medio para brindar certidumbre respecto de la titularidad de diferentes derechos, éstos constituyen una garantía de seguridad jurídica, la cual deriva del hecho de poder conocer con certeza qué personas tienen qué derechos sobre qué bienes y cuál es el estado jurídico de los mismos, velando así por el interés general.

Ante este impacto negativo a la transparencia, alertamos a defensores de derecho humanos, organizaciones ciudadanas y académicos comprometidos con la transparencia, que nos unamos para combatir este aberrante acto de opacidad del Ayuntamiento de San Luis y luchemos por todas las vías legales para echar abajo esta reserva, que vulnera gravemente el acceso a la información y que si no hacemos nada, se estaría generando un grave precedente que serian las bases para seguir ocultando más y más datos que por ley deben ser públicos

 

Compartir