Un grupo de lancheros que prestan sus servicios de paseos turísticos en el Río Gallinas fueron los que rescataron los cuerpos de un hombre de 40 años de edad y su hijo de 7 años de edad, quienes perecieron en la creciente de dicho río. Sin embargo, el gobierno del Estado se adjudicó el rescate en un “flamante” boletín de su dependencia de comunicación social.

Tratando de ganar adeptos a toda costa, el gobernador Juan Manuel Carreras López no reparó el sábado en adjudicarse el rescate de un coahuilense que desapareció junto a su hijo en el traicionero río Gallinas el pasado viernes, aduciendo que los cuerpos de seguridad pública y protección Civil del Estado habían localizado el cuerpo del adulto, faltando por encontrar a su hijo, cuyo paradero y estado de salud se desconocía hasta entonces.

Molestos por dicha acción, un grupo de lancheros subió a las redes sociales un video donde explican que fueron ellos quienes localizaron el cuerpo del hombre, sin ayuda del gobierno del Estado. En dicho video, el narrador gira su cámara a su alrededor y afirma que en la búsqueda no hay ningún bombero, ni elemento de seguridad pública o de protección civil del Estado ni de los municipios de la Huasteca, y que son los lugareños quienes se dieron a la tarea de rastrear el cuerpo.

A la tarde siguiente, el domingo, fueron los lugareños quienes finalmente localizaron el cuerpo del menor Marcelo, y lo entregaron a la policía para que lo trasladaran al Servicio Médico Forense sede Ciudad Valles. Ante la “quemada” al gobierno estatal por mentir sobre la autoría del primer rescate, ayer por la noche emitió otro boletín donde ahora sí reconocen que fueron los lugareños los protagonistas de la búsqueda y rescate de los cuerpos.

Compartir