En la delegación de Bocas ocurre una serie de irregularidades cometidas por el delegado Rosendo Guardiola, quien ha abusado de su poder en contra de pobladores, e incluso, hay quejas porque con pistola en mano, él y sus hijos han amedrentado a la gente del lugar.

“Hoy por la mañana los hijos del delegado de Bocas bajaron a una familia de su vehículo en la calle principal y los golpearon, incluyendo a un recién nacido”, dice un mensaje de denuncia enviado por gente de la delegación.

Luego de este hecho, llegó el delegado Guardiola y amenazó a los afectados con pistola en mano, por lo cual, lo responsabilizaron de cualquier cosa que les pudiera pasar: “el delegado y sus hijos agredieron a mi madre, hermano y a un niño recién nacido y quiero justicia para que paguen por lo que hicieron porque no es justo que el delegado haga eso con las personas de Bocas, fue muy cruel lo que hicieron con esta personas”, escribió una usuaria de Facebook para denunciar el hecho, del cual publicó fotografías.

Además, comenzó a circular un audio donde se escucha al delegado reclamándole a una persona, presuntamente un oficial de la policía municipal adscrito a la delegación, porque no le mandan patrullas para proteger a sus hijos que alcoholizados se han convertido en un riesgo para la gente del lugar.

Compartir