• La jueza admitió un incidente de los ejidatarios sobre cuyos terrenos se construye la obra+
  • Al menos tres funcionarios y el Cabildo, también están en riesgo de ser destituidos, sancionados e inhabilitados

A un par de ir a la cárcel se encuentra el presidente municipal de San Luis Potosí, Xavier Nava Palacios, tres de sus funcionarios y todo el Cabildo Capitalino como resultado de las irregularidades cometidas al autorizar, iniciar con la construcción y luego desatender los mandatos de la justicia federal que, en atención a un juicio de amparo promovido por los ejidatarios de Rancho Viejo «La Libertad» ordenó suspender el proyecto en tanto no se resolviera el conflicto.

A pesar de que el edil y su síndico, Alicia Nayeli Vázquez Martínez, negaron tajantemente que se estuvieran violentando las garantías de los ejidatarios y apelaron al derecho de vía para realizar la construcción, la juez Laura Coria Martínez admitió un incidente por exceso o defecto en el cumplimiento de la suspensión de plano por parte de los quejosos que están viendo afectada su propiedad ante las omisiones en que incurrió el gobierno capitalino.

De igual manera, se establecieron nuevos plazos para que Xavier Nava y su equipo de trabajo responda a este recurso y explique, entre otras cosas, por qué no se ha suspendido la construcción de la obra si ya se ordenó pausarla hasta que no se resuelva por completo esta situación.

 

Compartir