Esta madrugada fue asesinado otro joven en lo que al parecer ya es “la capital de la muerte”. En esta ocasión fue la colonia Nuevo Progreso donde la víctima quedó acribillada debajo de una camioneta.
 
En los últimos tres días se han registrado ejecuciones en distintos puntos de la capital potosina mientras que la Dirección de Seguridad Pública Municipal sigue negándose a brindar vigilancia a los potosinos. Ahora, un joven fue perseguido por sus victimarios por varias cuadras de dicha colonia hasta que lograron quitarle la vida a punta de balazos en el andador Pekín.
 
De nada sirvieron las 150 patrullas rentadas a sobreprecio por el alcalde panista Xavier Nava, pues no se redujeron los índices de violencia como prometió antes de convertirse en alcalde. Por el contrario, la violencia ha registrado sus peores índices en el presente trienio y su “novedoso” sistema de iluminación tampoco ha servido para inhibir la comisión de delitos.
 
Lo demuestra este nuevo asesinato, en el que además dos personas resultaron lesionadas con la lluvia de balas, pues en el lugar, los policías de Investigación de la Fiscalía General de Justicia se localizaron más de 30 cartuchos percutidos.
 
Mientras que en la capital del Estado la delincuencia arrebata la vida a personas cada vez más jóvenes, el alcalde panista se la pasa contratando intelectuales para seguir promoviendo su imagen en su descarada e ilegal campaña electoral hacia la gubernatura.
Compartir