Aunque la Suprema Corte de Justicia autorizó al ayuntamiento capitalino desincorporar inmuebles sin necesidad de que el Congreso lo autorice, cualquier destino que se le quiera dar a los terrenos municipales tendrá que ser autorizado por los integrantes del Cabildo, coincidieron regidores panistas.

Christian Azuara Azuara, dijo que la autonomía conseguida por el ayuntamiento de la capital para vender terrenos municipales no le exime de someter a votación de Cabildo cualquier venta de sus bienes, por lo que ahora las y los integrantes tienen la responsabilidad de votar con responsabilidad y ética.

“El alcalde Xavier Nava deberá respetar el reglamento de enajenaciones, que incluye al Cabildo en cualquier decisión, el reglamento de enajenación de bienes inmuebles precisa que sólo en votación y aprobado por mayoría calificada de Cabildo se podría vender un predio, es decir tres cuartas partes del cuerpo edilicio”.

Agregó que también será necesario que para cualquier propuesta de enajenación de inmuebles se debe presentar diversos estudios jurídicos, técnicos y justificaciones que avalen la pretensión de desincorporar algún bien.

Por su parte, el regidor Alfredo Lujambio aclaró que la decisión de la SCJN le permitirá al gobierno municipal deshacerse de una gran cantidad de bienes muebles obsoletos como mobiliario, equipos de oficina y patrullas en desuso, entre otros bienes patrimoniados, y que con este fallo se podrán donar terrenos para proyectos sociales como escuelas.

Reconoció también que la desincorporación de inmuebles requiere de una decisión colegiada y no unilateral.

Cabe precisar que ninguno de los entrevistados dijo contar con la lista precisa del total de terrenos y propiedades con que cuenta el ayuntamiento de la capital.

Compartir