Los agentes policiales intervinieron cuando decenas de ultrarotodoxos visitaron la tumba del rabino Shimón Bar Yojai

JERUSALÉN, ISR.- La Policía israelí detuvo a más de 100 ultraortodoxos por violar las restricciones por la enfermedad  COVID-19 y enfrentarse a los agentes, en el segundo incidente por la festividad religiosa de Lag Baomer que está haciendo temer al Gobierno un repunte de contagios.

Los agentes policiales intervinieron cuando decenas de ultrarotodoxos visitaron la tumba del rabino Shimón Bar Yojai, en el Monte Merón de la Alta Galilea, y epicentro de las celebraciones anuales de esta festividad, prohibida este año por el Ejecutivo para contener la propagación del virus.

Según un comunicado policial, más de 100 personas fueron arrestadas por “atacar a agentes, tirar piedras y resistirse a dispersarse”.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, condenó las concentraciones y, según el digital Ynet, estudia la posibilidad de volver a cerrar áreas ultraortodoxas en las que se registra el mayor número de contagios: alrededor del 70 por ciento de los más de 16 mil 500 contagiados en el país.

Compartir