Estados Unidos está cerca de convertirse en el primer país del mundo en rebasar el millón de casos confirmados por Covid-19, mientras que estados como Georgia, Minesota y Misisipi empezaron ayer a reabrir sus comercios en desafío al consejo de expertos médicos.

El país sumaba más de 987 mil casos y más de 56 mil decesos, de acuerdo con los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

Aun así, los restaurantes en Georgia reabrieron sus puertas ayer, luego de que las playas fueran abiertas el fin de semana. Tennessee también permitió a los restaurantes reabrir ayer y el gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció que las tiendas minoristas, restaurantes, cines, centros comerciales, museos y librerías podrán abrir desde el viernes con una capacidad permitida del 25%. Alaska, Oklahoma, Minnesota, Misisipi, Colorado y Carolina del Sur han comenzado también a permitir ciertas actividades.

Esas decisiones llegan pese a que investigadores de Harvard y del sitio especializado en salud Stat advirtieran que la mayoría de las entidades estadounidenses aún no tienen suficiente capacidad de detección de casos para plantearse relajar las órdenes de permanecer en casa tras el 1 de mayo.

Los estados más golpeados , como Nueva York, Nueva Jersey, Michigan y Massachusetts permanecen cerrados y llevan semanas reclamando a la gestión de Trump que aumente el número de pruebas disponibles para detectar el virus. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, tiene previsto comenzar la reapertura el 15 de mayo.

Compartir