Comerciantes establecidos en la Avenida Venustiano Carranza temen que la prohibición de estacionarse en el tramo de Uresti a Terrazas pueda desplomar sus ventas hasta en un 30%.

En un recorrido realizado por la zona, comerciantes que aún mantenían abiertos sus negocios manifestaron su rechazo a la decisión tomada por la autoridad municipal, la cual lejos de ayudarles podría afectarlos.

Karina Hernández, quien atiende un negocio de la zona, opinó: «Esto para mí no es una buena idea, ahora nuestros clientes van a tener que pagar estacionamiento y aparte comprar la mercancía. Nosotros somos principalmente negocios dedicados a la proveeduría de diferentes artículos que venden las amas de casa que buscan un ingreso extra, esto no las beneficiará sino todo lo contrario y a nosotros también», señaló.

Andrea González, también encargada de un negocio en la zona señaló: «Esto sí nos afectaría porque muchos clientes traen coche y en ocasiones solo vienen por una o dos piezas y pagar por esto sería poco costeable. Creo que a la larga uno se adaptaría, pero de momento nosotros estamos en contra porque no vamos a poder descargar mercancía como usualmente lo hacemos. Creemos que podríamos tener un desplome en ventas momentáneo y podría bajar hasta un 30%», señaló.

Los comerciantes de la zona solicitaron a la autoridad municipal replantear el proyecto en aras de no afectar la económica de los vendedores que desde hace años se establecieron en el tramo  afectado por la medida.

Compartir