La empresa Traffic Light, ganadora de la licitación, para la adquisición e instalación de 50 mil luminarias en la ciudad, mediante un contrato de 395.5 millones de pesos, concedido por el gobierno del alcalde Xavier Nava Palacios, sin embargo, tiene un historial muy controvertido, por trabajos similares realizados en Tabasco y Puebla.

En algunos casos, funcionarios municipales de aquellas ciudades, la tildaron de desarrollar elefantes blancos.

Las irregularidades de la licitación en la capital potosina, iniciaron al momento de efectuarse la primera reunión de la Junta de la Dirección de Obras Públicas, ocurrida el 6 de marzo pasado, al establecerse que en dicho concurso participarían -bajo previo cumplimiento de requisitos y presencia de los representantes legales de las empresas aspirantes-, 20 empresas estatales, nacionales e incluso internacionales; curiosamente, Traffic Lights de México, no estaba en la lista.

Al realizar una investigación sobre el desempeño de esta empresa en otras licitaciones en las que participó en Tabasco y Puebla, se descubrió varias denuncias, una en el municipio Centro en el estado de Tabasco, que datan del 2013, donde se señala a Traffic Light, de ser el segundo involucrado en participar en una simulación sobre la licitación que abrió el ayuntamiento para la obra de modernización, mejora y ampliación de la red de alumbrado público de la Avenida Universidad en el tramo Ruiz Cortines-Avenida del Mar.

Lo anterior, llevó a sus representantes a cambiar datos sobre su relación con la empresa, así como a deslindarse de ella.

Asimismo, en el estado de Puebla, Traffic Lights estuvo involucrada en 2019 en lo que se denominó un elefante blanco, participando en la cobranza de obras durante cuatro sexenios panistas, por casi dos mil millones de pesos, de acuerdo a lo que en su momento denunció la presidenta de la Comisión de Servicios Públicos, Cynthia Juárez Román, quien refirió que por la política de austeridad implementada por el gobierno federal, el municipio decidió firmar un «contrato temporal», para el servicio de alumbrado público que concluiría en diciembre de ese mismo año.

Se detectó, que durante este periodo, la empresa Traffic Lights cambió de nombre a
Mexicana de Mantenimiento en Alumbrado (MMA), ello durante el gobierno panista de Luis Paredes; igual que durante la administración de la priista Blanca Alcalá donde Traffic Light, ofrecía menos de 500 nuevos puntos de luz en comparación a más de mil 500 que ofertó la nueva empresa que está dio el servicio temporalmente y de la que no reveló nombre.

«La administración estaba teniendo un elefante blanco. A lo largo de diferentes administraciones panistas la empresa se va cambiando el nombre, es camaleónica», señaló Juárez Román.

A partir del 15 de abril de este año, Trafficlight se responsabilizará de reemplazar las luminarias de la capital potosina, a pesar de los contratos irregulares que ha firmado en el pasado.

Compartir