Lista la coordinación entre la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, el Ejército Mexicano y el Gobierno Federal, con el plan DN-III-E, para comenzar a operar en territorio potosino en el momento que sea necesario, para hacer frente a la pandemia, explicó la secretaria de salud, Mónica Rangel Martínez.

«El plan fue aprobado por las autoridades superiores y el apoyo total de la Secretaría de Salud Federal al contar con todo lo necesario para poder presentar y validar nuestro plan, que será comunicado a ustedes en unos días más ya que se afinen algunas observaciones mínimas que tenemos. Darles la seguridad de que estamos adelante, de que vamos avanzando, de que nos estamos preparando ya para una fase donde va a haber contagio locales y donde vamos a establecer y desplazar toda la infraestructura de salud» dijo la secretaria de Salud.

La funcionaria explicó que el día de ayer martes 31 de marzo se entabló una reunión con el Ejército Mexicano para poder establecer acciones respecto al plan DN-III-E, detalló que «entrarán» en un momento en el que se tengan que establecer medidas de control específico, tanto en las medidas de prevención, de promoción de sana distancia y también de atención.

«El día de ayer se nos ha notificado que el Hospital Central, el nuevo Hospital Central será como se había planteado y fue aceptado así en nuestro plan de atención como el hospital de escalamiento, qué quiere decir, que nosotros empezaremos con el hospital de Soledad y ahora también las líneas de trabajo en las diferentes instituciones, pero en el momento en el que estemos a un 80% de ocupación del hospital de Soledad se va a empezar a escalar nuevo hospital Central» dijo.

Rangel Martínez finalizó al especificar que el nuevo hospital Central estará comandado y dirigido por el ejército nacional mexicano.

 

Compartir