El alcalde Xavier Nava Palacios ha cometido un saqueo de las arcas municipales al otorgar el fallo de la licitación de 400 millones de pesos por 50 mil luminarias a TrafficLight, que es la nueva cara de la empresa PANAVI que viene medrando los recursos de los potosinos desde el gobierno de Mario García Valdez.

La ambición de Nava por compensar a los empresarios que financiaron su campaña de la alcaldía y asegurar que fluyan los dineros para su proyecto de la gubernatura, no detuvo el procedimiento de licitación por la pandemia del covid-19 ni por las críticas de que hay mano negra, que fue un concurso amañado.

Como en su momento PANAVI evitó en todo momento abrirse a la opinión pública y mostrar la identidad de sus propietarios, TrafficLight está haciendo lo mismo, solo apareció un representante de nombre Pedro de Jesús Castillo Madrid en la junta de aclaraciones con cubrebocas, solo para asegurar que todo estaba en orden y no había ninguna irregularidad.

Elegida con mucha anticipación como la empresa ganadora, las bases de la convocatoria fueron cumplidas al 100 por ciento por TrafficLight, lo que despertó las sospechas e inconformidad de más de 25 proveedores que participaron en la primera etapa de la licitación, pero al ver que el alcalde Nava Palacios desestimó sus quejas optaron por retirarse no sin advertir que impugnarán el fallo emitido este martes 31 de marzo.

La queja principal de las empresas que quedaron fuera es que Nava Palacios manipuló la convocatoria para que solo TrafficLight pudiera cumplir con las bases técnicas, las especificaciones establecidas son las mismas de un modelo de luminarias de la marca Phillips que ya tienen en una bodega, con la salvedad de que su fecha de fabricación es anterior al año 2017, por lo que ya se consideran caducas e inservibles.

La vida útil de estas lámparas si acaso alcanzará al fin del trienio, porque su luminosidad comenzará a decaer, por lo que desde ahora los inconformes están planteando una auditoría técnica externa, convocar a peritos en la materia y a las secretarías de la Función Pública y Energía para documentar las anomalías de la licitación y dejar al descubierto el engaño y el fraude de Nava en contra de los potosinos que quiere mantener la ciudad a oscuras.

Compartir