Con el argumento de sumarse «al esfuerzo integral en la modernización de la avenida Venustiano Carranza, en la cual, desde hace varios meses, han concurrido los distintos órdenes de gobierno invirtiendo recursos y realizado diversas acciones para recuperar tan importante área de la ciudad», el Ayuntamiento capitalino anunció que prohibirá a los automovilistas estacionarse sobre esa arteria, desde la avenida Uresti hasta la calle Alfredo M. Terrazas.

Agregó que en breve se removerán y reubicarán 22 parquímetros que se tenían en ese tramo, «dejando la vialidad libre de carros estacionados y convertirla en un corredor cultural; así mismo se están realizando estudios y análisis para mejorar su movilidad».

La alcaldía aseguró mediante un boletín que esa desaparición de espacios de estacionamiento, «en ningún momento afectarán la disponibilidad en la zona, pues se tiene una sobreoferta de mil 234 cajones disponibles en 16 estacionamientos existentes y en las calles aledañas reguladas con el sistema de parquímetros, como lo son: Tomasa Estévez, Tres Guerras, P. Mariel, Benigno Arriaga, Anáhuac, Justo Sierra, Mariano Ávila y Mariano Otero», es decir: se obligará a los ciudadanos a pagar por estacionarse en aparcamientos -muchos de ellos privados-, o bien, pagar parquímetro en calles aledañas a Carranza.

Afirmó que la Dirección de Comercio ha iniciado un diálogo con los propietarios de los distintos estacionamientos «para ofrecer una tarifa preferencial a los empleados que laboran en edificios administrativos cercanos y generar un círculo económico virtuoso».

Igualmente, afirmó que «se estarán planeando actividades en conjunto con la Dirección de Cultura y la Unidad de Gestión del Centro Histórico para vigorizar la vitalidad de este espacio peatonal, una vez que termine la contingencia por COVID-19».

 

Compartir