Pese a que en su momento fue denunciada penalmente por Ciudadanos Observando, por utilizar empresas fantasma, la ahora diputada federal por el PAN, Josefina Salazar Baez, se exhibe sin problema alguno, sin que el vocero de la organización ciudadana, «Lupillo» González, observe las conductas irregulares de la legisladora.

A partir de que comenzó la contingencia por el Coronavirus, la panista exhibe en redes sociales su vida de lujos. Se encuentra aislada con gimnasio en casa y otras amenidades a las cuales la gente común y corriente no tiene acceso.

Pese a esto, Ciudadanos Observando, organización que ha sido crítica y ha perseguido a exlegisladores mediáticamente, ha hecho mutis en torno a los excesos que exhibe la panista.

El vocero de la organización, «Lupillo» González, quien además es empleado de Teófilo Torres Corzo, quien le paga por conducir un programa de radio por internet en su medio, ha criticado a otros partidos y representantes populares que llevan a cabo actividades de apoyo por la contingencia del Coronavirus, sin embargo, ha hecho silencio sobre las actitudes excesivas de la diputada a la que él mismo denunció por mal uso de recursos públicos.

Compartir