Dos fuertes temblores, con magnitudes de entre 5 y 5.5 grados en la escala de Richter, causaron este domingo pánico en Zagreb, graves daños materiales y varios heridos, todo ello, en medio del confinamiento ciudadano impuesto por las autoridades de Croacia contra la expansión del coronavirus.

El primer sismo, el más fuerte, sacó a los habitantes de la capital croata de sus camas en torno a las 06.30 hora local (05.30 GMT), seguido por el segundo temblor media hora más tarde.

En las siguientes horas se sintieron varias réplicas, aunque todas bastante más leves.

Compartir