• El fin es dotar al gobierno de recursos para enfrentar casos como el coronavirus

La Cámara de Diputados aprobó con 265 votos a favor de Morena, PT, PES y PVEM, una iniciativa del morenista Mario Delgado para generar un fondo emergente de hasta 180 mil 733 millones de pesos para que el gobierno federal cuente con recursos adicionales para enfrentar cualquier tipo de emergencia, como la pandemia del coronavirus.

Esta reforma que modifica la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria también permite al gobierno federal contratar deuda pública cuando “se presenten emergencias que puedan poner en riesgo a amplios sectores de la población o a la economía”.

Para la creación del Fondo para la Prevención y Atención de Emergencias, en el ejercicio fiscal 2020 podrán utilizarse los remanentes no ejercidos de las prerrogativas ordinarias de los partidos que se reintegren a la Tesorería de la Federación.

Los 180 mil millones de pesos se obtendrían de utilizar los recursos que el gobierno federal planteaba ahorrar en 2020 y que se le conoce como superávit primario, que es la diferencia entre los ingresos totales que tiene el gobierno para gastar en 2020, aprobados en la Ley de Ingresos 2020, menos los recursos que ejerce. Dichos ahorros son 0.7% del Producto Interno Bruto y ascienden a 200 mil millones de pesos.

Esta iniciativa, que se envió al Senado, modifica el artículo 37 Bis y describe que si durante el ejercicio presupuestal se presenta una emergencia que pueda poner en riesgo a amplios sectores de la sociedad o generar graves afectaciones a la economía, el Ejecutivo federal podrá solicitar autorización al Congreso de la Unión para obtener recursos adicionales a través de una reducción de hasta 100% de lo que represente el balance primario positivo.

Éste se calcula en los Criterios Generales de Política Económica y se podrá destinar a un fondo para la prevención y atención de la emergencia, para mitigar el impacto en la salud, economía, productividad, consumo o el empleo.

Este fondo será ejercido y administrado por la Secretaría de Hacienda, previa opinión favorable de un Comité Técnico que estará integrado por un representante de las secretarías de Salud, Economía, Gobernación, Trabajo y Previsión Social, Seguridad y Protección Ciudadana, Relaciones Exteriores, y los que determine el Presidente.

El Congreso deberá resolver la solicitud del Ejecutivo federal en un periodo no mayor a cinco días hábiles a partir de su recepción: “Transcurrido el plazo sin que el Congreso emita resolución, se tendrá por aprobada la solicitud”.

El artículo cuarto de la Ley Federal de Deuda Pública permite al Ejecutivo gastar dichos recursos para “enfrentar emergencias que puedan poner en riesgo a amplios sectores de la población o a la economía”.

El artículo segundo transitorio define que en 2020, el Ejecutivo podrá enviar al Congreso una propuesta para obtener financiamiento adicional que constituya el fondo a que se refiere el artículo 37 Bis por 180 mil 733 millones de pesos.

 

Compartir