La diputada local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Beatriz Benavente Rodríguez reconoció la omisión del alcalde Xavier Nava Palacios en el caso de María Teresa Carrizales Hernández, la exoficial del Registro Civil que fue desalojada violentamente por personal del Ayuntamiento capitalino.

“Me parece que tendría que haber habido ya consecuencias”, refirió.

Lo anterior, a pesar de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos señaló al responsable del hecho, sin que el edil removiera a ningún funcionario del cargo. Al cuestionarle si vio el video del desalojo y sí quedará impune el caso, enfatizó que no.

Sí por supuesto, bueno pues es que las imágenes no mienten, – ¿quedaría impune el caso? – a ver no, (…) justamente eso es lo que necesitamos hacernos de los elementos”.

Sobre la declaración de Nava Palacios en el que se deslindó de la situación al señalar que no puede ser castigado por el actuar de las elementos municipales, la congresista dijo que ellas sólo atendieron instrucciones.

“No, definitivamente no, y jamás estaré avalando que el hilo se rompa en la parte más delgada, porque al final las oficiales que ejecutaron el desalojo, lo único que hicieron fue atender una instrucción de un superior”.

Beatriz Benavente calificó el pronunciamiento de los empresarios como excesivo, por lo que los invitó a presentar una iniciativa para que se eliminen los juicios políticos contra los funcionarios, además, dijo que fue lamentable las declaraciones del regidor Alfredo Lujambio Cataño.

“Bueno, la verdad lamentable, digamos parece un reto, sí quieren que el Congreso se reposicione, pues entonces no procedan contra Xavier Nava, ¿no?, haber, nosotros tenemos que ser objetivos, y por sobre todas las cosas vigilar que nadie sobre pase su autoridad, o haga uso excesivo de su autoridad en contra de una persona como es lo que se presume, la determinación va más allá del comentario de un regidor, o no, eso tiene que ver con legalidad, nada más”.

 

Compartir